Santiago de Chile,- Las autoridades sanitarias de Chile informaron este lunes que durante la última jornada detectaron 419 nuevos contagios por coronavirus, que suman 10.507 casos, y fallecieron 6 personas, con un total de 139 víctimas desde el inicio de la pandemia.

Con más de 10.500 contagiados, Chile es el tercer país de Latinoamérica con más casos positivos detectados, por detrás de Brasil, con casi 40.000, y Perú, que supera los 15.600, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Esto se debe, en parte, a que Chile es el país de la región que lleva a cabo más exámenes de coronavirus por millón de habitantes, con 118.827 tests.

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, señaló que la tasa de reproducción del COVID-19 es de 1,3, lejos del 2,6 que se registró cuando se registró el primer caso de coronavirus en el país el pasado 3 de marzo.

“Es una buena señal de cómo ha ido evolucionando la pandemia dentro de nuestro país”, celebró Daza en su rueda de prensa diaria.

Respecto a los enfermos actuales, 377 pacientes se encuentran en unidades de cuidados intensivos, 91 de ellos en estado crítico y 296 haciendo uso de ventilación mecánica.

El ministerio de Salud aseguró que todavía hay 538 ventiladores mecánicos disponibles a nivel nacional.

Por otra parte, un 44,5 % del total de contagiados, que equivale a 4.676 personas, ya han superado la infección por SARS-CoV-2.

RETORNO “PAULATINO” A LAS CLASES Y AL TRABAJO

El Gobierno de Chile ha dado a conocer los últimos días que los funcionarios del sector público regresarán a sus puestos de forma “paulatina”, una medida que también se aplicará a los trabajadores esenciales y a los estudiantes.

“Aquellos trabajos que son esenciales para dar respuesta a las personas que están en su casa tienen que ir de a poco volviendo a trabajar”, afirmó este lunes la subsecretaria de Salud.

Sin embargo, insistió en que quedan excluidos los trabajadores en situación de más riesgo: los enfermos crónicos, adultos mayores y embarazadas.

Daza sostuvo que bajo la “nueva normalidad” se pueden llevar a cabo encuentros privados: “¿Me puedo juntar con un grupo de amigos a tomar un café? Probablemente sí, con unos pocos amigos, como cuatro amigos, con un distanciamiento social, que tengamos dos metros de distancia para poder conversar, con mascarilla, con lavado de manos”.

Respecto a los estudiantes chilenos, aunque su retorno a las clases estaba previsto para el 27 de abril, el presidente Sebastián Piñera retrasó la vuelta a las aulas hasta el mes de mayo.

EL “CARNÉ COVID-19”, APLAZADO

Las autoridades sanitarias anunciaron la semana pasada que a partir de este lunes se empezaría a repartir el llamado “carné COVID-19” para identificar a los que hayan superado el virus.

Sin embargo, en la rueda de prensa de hoy, la subsecretaria indicó que su entrega está prevista para “los próximos días”, ya que todavía “se están realizando las pruebas necesarias”.

El “carné COVID” se repartirá a los que hayan cumplido 14 días en cuarentena después de mostrar los primeros síntomas y a aquellos que fueron dados de alta aún con síntomas una semana después de su salida del hospital, explicó el pasado jueves el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

También podrán solicitar el distintivo las personas que pasaron el virus de forma asintomática tras haber estado en contacto con enfermos de coronavirus -como el personal sanitario- siendo necesario la detección de anticuerpos en sangre (inmunoglobulina G) mediante una prueba.

NUEVAS AYUDAS GUBERNAMENTALES

Tras la actualización de los datos, compareció ante la prensa el presidente de Chile, Sebastián Piñera, para presentar un proyecto de ley que crea un “ingreso familiar de emergencia” para apoyar a los hogares más vulnerables cuyos miembros cuentan trabajos mayoritariamente informales.

La iniciativa entregará un complemento al ingreso de las familias de un máximo de 260.00 pesos (unos 304 dólares) durante tres meses, reduciéndose de manera gradual ese importe, a la espera de que estos hogares puedan retomar sus fuentes de ingresos.

El monto dependerá del tamaño del hogar y de la situación socioeconómica de la familia, disminuyendo a menor vulnerabilidad.

La medida tendrá un costo fiscal mensual cercano a los 300 millones de dólares y beneficiará al menos a 1.780.000 hogares, integrados en promedio por 2,5 personas cada uno, llegando así a al menos 4,5 millones de personas de los más de 18 millones de habitantes del país.

Chile se encuentra bajo estado de excepción por catástrofe desde el pasado 18 de marzo, con toque de queda desde las 22.00 horas hasta las 05.00 horas del día siguiente en todo el territorio, con colegios y universidades y todos los comercios no esenciales cerrados.

Actualmente, once localidades a lo largo del país se encuentran bajo cuarentena obligatoria: El Bosque, Punta Arenas, Osorno, Temuco, Chillán, Chillán Viejo; una parte de las comunas (barrios) de Santiago Centro, Ñuñoa, Puente Alto y San Bernardo; y el radio urbano de la ciudad de Arica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí