Asunción.-Un avión cargado con más de 40.000 kilos de material sanitario comprado en China aterrizó este sábado en el aeropuerto internacional de Asunción para proveer a Paraguay de insumos con los que encarar la contención del COVID-19, que ha dejado ocho muertes y 202 casos positivos en el país suramericano.

El desembarco de la carga contó con la presencia de un grupo de legisladores que denunciaron supuestas irregularidades en la compra de mascarillas por parte de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), lo que el jueves provocó la renuncia del hasta entonces titular, Edgar Melgarejo.

La diputada Celeste Amarilla, del Partido Liberal, el mayor de la oposición, informó a los periodistas desde el aeropuerto que la carga consiste en mascarillas, camas de terapia y equipos de aislamiento que tendrán como destino hospitales del Ministerio de Salud.

La adquisición fue realizada por empresas privadas que ganaron la correspondiente licitación del Gobierno, por vía de excepción ante la urgencia de insumos.

Amarilla indicó que los legisladores desplazados al aeropuerto verificarán los materiales y las facturas de origen, así como los precios.

La diputada opinó que ese tipo de compras deben de ser desvinculadas del Ministerio de Salud y derivadas al Ministerio de Hacienda, de forma que la cartera se ocupe exclusivamente del área sanitaria.

Melgarejo renunció al cargo tras la apertura de una investigación por una supuesta sobrefacturación en la compra de 4.000 mascarillas, si bien no se responsabilizó de esa adquisición y aseguró que se trató de un “proceso fidedigno”.

Agregó en rueda de prensa que dimitió para no manchar la imagen del Gobierno en unos momentos en los que todos los esfuerzos están centrados en parar una expansión del COVID-19.

INSUMOS Y AISLAMIENTO

El refuerzo de insumos acapara la estrategia del Gobierno de Mario Abdo Benítez, que este viernes alargó las medidas de aislamiento social hasta el 26 de abril, tras varias extensiones anteriores.

El confinamiento, con restricciones a la circulación de personas y vehículos, entre otras normas, busca evitar los contagios y con ello ganar tiempo para alimentar al sistema de salud pública, uno de los más precarios de la región.

El titular de la cartera, Julio Mazzoleni, dijo este viernes que el Gobierno asume un aumento de los casos, aunque aseguró que la red sanitaria está cumpliendo el plan de sumar más camas convencionales y de terapia intensiva y personal de blanco.

El Ejecutivo que preside Abdo Benítez promulgó una ley de emergencia que contempla una línea de crédito de 1.600 millones de dólares para frenar el impacto social y económico de las medidas de aislamiento, así como para ser inyectados en la red sanitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí