Teherán
Teherán

Teherán, (EFE).- El pequeño comercio reabrió hoy en Teherán, una semana más tarde que en el resto del país, comenzando así el regreso gradual a la actividad económica tras un mes de cierre impuesto por las autoridades debido al brote de COVID-19.

Tiendas de ropa, de decoración o de electrodomésticos, papelerías e inmobiliarias, entre otros, reanudaron su actividad al ser considerados de bajo riesgo, aunque la afluencia de clientes fue muy limitada, según pudo constatar Efe.

Permanecen cerrados grandes espacios como los centros comerciales para evitar que la pandemia vuelva a repuntar en el país, donde hay un total de 80.868 enfermos, aunque el ritmo de contagio y la cifra de muertos es descendente.

El Ministerio de Salud informó hoy de que en las últimas veinticuatro horas se contabilizaron 1.374 nuevos contagios y 73 fallecimientos, lo que eleva el balance de muertos a 5.031.

En este contexto, los tenderos rellenaron para poder reabrir un formulario en el sitio web del Ministerio de Salud y recibieron un código que les otorga el permiso a trabajar.

UN CÓDIGO QR

El empleado de una inmobiliaria en el norte de Teherán, Mayid Rahimí, explicó a Efe que obtener ese código “no fue complicado”: “En unos minutos nos enviaron el código (de respuesta rápida) QR”.

Todas las tiendas que estaban cerradas durante el mes pasado y que hoy retomaron su labor han colgado en la puerta de entrada o en el escaparate el papel con ese código impreso.

En cuanto a los restaurantes, todos tienen derecho a servir a domicilio pero solo los locales pequeños pueden acoger en su interior a algunos clientes, cuyo número depende del tamaño del sitio.

Solo dos clientes al mismo tiempo puede aceptar un local de pollo asado en la calle Valiasr, cuyo dueño se lamentó en declaraciones a Efe que después del largo cierre hoy “no ha venido nadie a comer”.

“Esperamos que poco a poco la gente se anime”, dijo este pequeño empresario que, como la mayoría, espera volver a tener algunos ingresos para no acabar en la ruina.

EL RESTO DE NEGOCIOS, EN EL AIRE

Respecto a la eventual reapertura de los negocios de medio y alto riesgo, como los cines, teatros, gimnasios y centros comerciales, se decidirá en función de la evolución de la situación.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, adelantó que el Ministerio de Salud está revisando las condiciones de esos negocios, pero volvió a pedir a los ciudadanos que respeten el lema “nos quedamos en casa”.

También se decidirá más adelante -continuó Rohaní- sobre las escuelas, universidades y demás centros educativos, clausurados desde hace dos meses, momento en el que también se cancelaron todo tipo de eventos culturales, deportivos y religiosos.

En el marco de reducción gradual de las limitaciones, Irán tiene previsto eliminar a partir del 20 de abril la prohibición de los desplazamientos entre ciudades, otra medida importante que allana el retorno a la vida normal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here