Río de Janeiro.- Las barriadas de Río de Janeiro continuaban este viernes viendo desde ventanas y balcones diversas películas proyectadas en pantallas gigantes como un paliativo para amenizar los estragos de la pandemia del coronavirus en la “Cidade Maravilhosa”, la segunda más afectada por el COVID-19 en Brasil.

La iniciativa, que comenzó como proyecto piloto a comienzos del mes para mitigar los efectos del aislamiento social determinado por el Gobierno de Río de Janeiro para evitar la propagación del coronavirus, toma cada vez más fuerza y este viernes el turno fue para el barrio carioca de Lins de Vasconcelos.

La proyección en una pantalla gigante inflable se realizó en un aparcamiento de un conjunto habitacional popular de ese barrio de la capital fluminense, ante la presencia de la comunidad que desde sus casas acompañó la exhibición de cortometrajes, orientados principalmente para el público infantil.

El proyecto, denominado “Cine en las ventanas” y que comenzó el 4 de abril en el barrio de Engenho Novo, es coordinado por la Alcaldía de Río de Janeiro, a través de su Secretaría Municipal de Cultura y con el apoyo de entidades como Rioluz, RioFilme y Cinemao.

“El objetivo principal es llevar diversión, cultura y cine de una forma segura, uniendo las familias que están en cuarentena, sin salir de casa”, señaló un comunicado de la Alcaldía.

La mayoría de los once cortometrajes que están siendo exhibidos fueron premiados en la reciente Muestra de Cine Infantil de Florianópolis, capital del sureño estado de Santa Catarina, y fueron cedidos por sus productores y realizadores.

El estado de Río de Janeiro registraba hasta este viernes 4.349 casos de los 33.682 pacientes confirmados y 341 muertes de los 2.141 óbitos reportados por el Ministerio de Salud, la mayoría concentrados en la capital regional homónima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí