Washington/Nueva York.- Las protestas, en su mayoría de seguidores del presidente de EE.UU., Donald Trump, contra el confinamiento por la pandemia de coronavirus no han hecho más que multiplicarse y este viernes le tocó el turno de Minesota, en pleno corazón del medio oeste, donde centenares de manifestantes salieron a la calle para rechazar la cuarentena.

Poco antes del mediodía, los participantes en la protesta comenzaron a concentrarse a pie y a bordo de vehículos frente a la residencia en la ciudad de Saint Paul del gobernador de Minesota, el demócrata Tim Walz, para rechazar las medidas de confinamiento que ha decretado.

“EH WALZ, SOLO QUIERO JUGAR AL HOCKEY”

Pertrechados con banderas de EE.UU., algunos con máscaras faciales y en muchos casos sin respetar las distancias, los manifestantes acudieron con pancartas con mensajes como “Eh Walz, solo quiero jugar al hockey”, “la libertad es esencial”, “la humanidad no es un virus” o “paren el confinamiento”

Incluso llevaron un cerdo en una carreta con un póster que rezaba “no jueguen con mi suministro de comida, todos los trabajos son esenciales para la cadena de abastecimiento”, en referencia al cierre de una planta de procesamiento de carne de porcino en el vecino estado de Dakota del Sur por los casos de COVID-19 y los temores a que ocurra algo similar en Minesota.

Uno de los organizadores de la concentración, Don Huizenga, excandidato republicano al Senado estatal, explicó a Efe por teléfono sus motivaciones para organizar la protesta, bautizada como “Liberen Minesota”: “Es la primera vez en nuestra historia que se suspende nuestro derecho constitucional”.

También te podría interesar:   Ecuador registra 80.694 contagiados del coronavirus y 5.515 fallecimientos

¿UN CONFINAMIENTO INCONSTITUCIONAL?

Y es que las órdenes de confinamiento en varios estados están poniendo en tela de juicio los propios fundamentos de este país, donde la libertad individual es considerada esencial.

La Carta Magna establece límites al Gobierno federal en decisiones como imponer una cuarentena a los ciudadanos de un estado, que no se aplican a los funcionarios estatales. No obstante, prohíbe tanto a las autoridades federales como a las estatales negar el derecho a “la vida, la libertad o la propiedad, sin un debido proceso legal”.

Huizenga no quiere que esta situación abra un precedente y restó importancia a los casos de fallecidos en su estado por COVID-19, ya que, aseguró, son solo personas mayores de 80 años, mientras que el resto de la población está sin poder trabajar.

A su juicio, “el gobernador se ha pasado en su reacción, debe revocar su orden ejecutiva (de confinamiento) y admitir que se ha equivocado”

Huizenga centró sus críticas en las decisiones a nivel estatal pero no en las de la Administración de Donald Trump, porque “el Gobierno federal no es quien tiene que tomar decisiones, lo que está haciendo es emitir recomendaciones porque no tiene autoridad”.

La de Minesota no es la primera protesta de este tipo durante esta semana, ya que en días previos ha habido otras en Virginia, Michigan, Ohio y Kentucky. En Texas se ha convocado otra para este fin de semana y se esperan protestas parecidas en Washington, Oregón e Idaho.

En un aparente apoyo a esas manifestaciones, Trump tuiteó este viernes en varios mensajes: “LIBEREN VIRGINIA, y salven su gran 2ª Enmienda. Está bajo asedio”; “LIBEREN MICHIGAN”; y “LIBEREN MINESOTA”. Todos ellos estados con gobernadores demócratas.

También te podría interesar:   Hiroshima conmemora su resiliencia 75 años después de la bomba atómica

Coincidiendo con estas protestas que piden la reanudación de la actividad económica, Trump presentó el jueves un plan de reapertura del país en tres fases y dejó en manos de los gobernadores la decisión de “reabrir” la actividad en sus estados.

TRUMP SE ENZARZA CON EL GOBERNADOR DE NUEVA YORK

Precisamente por este asunto, el mandatario se enzarzó en directo este viernes con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, uno de sus mayores detractores, mientras el demócrata daba su rueda de prensa diaria sobre la situación sanitaria.

Cuomo defendió que el estado, el más afectado por la pandemia, no podrá reactivar su economía mientras no disponga de capacidad para hacer pruebas masivas de COVID-19, para lo que necesita ayuda del Gobierno federal; y sin esperar a que terminase de hablar, Trump lo atacó en Twitter aconsejándole que “debería pasar más tiempo ‘haciendo’ y menos ‘quejándose”.

“Sal y haz el trabajo. ¡Deja de hablar! Nosotros construimos miles de camas de hospital que no necesitabas ni usaste, dimos un gran número de respiradores que deberías haber tenido y te ayudamos con las pruebas que deberías estar haciendo”, protestó el presidente.

La diatriba de Trump se produjo mientras Cuomo aún contestaba a preguntas de los periodistas, lo que dio la posibilidad al gobernador de responderle en directo: “Lo primero, si está en casa viendo la televisión, quizás él debería levantarse e ir a trabajar ¿No?”.

En el lado republicano, uno de los primeros estados en tomar la iniciativa para reabrir las actividades ha sido Texas, cuyo gobernador, Greg Abbott, instó hoy a los comerciantes a comenzar a partir del próximo viernes con “la venta para llevar”, es decir, que los clientes hagan sus pedidos con antelación antes de ir a la tienda, para luego recogerlos a la entrada del establecimiento.

También te podría interesar:   Vietnam detecta su primer contagio local por coronavirus en 99 días

Además, los parques estatales de Texas abrirán a partir del lunes, aunque los visitantes tendrán que llevar máscaras faciales.

Según la Universidad Johns Hopkins, EE.UU. es el país más afectado por el coronavirus, con unos 685.000 casos detectados y más de 34.600 fallecidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.