Recife (Brasil),.- La agencia calificadora de riesgo Moody’s rebajó este viernes la perspectiva de la banca brasileña de estable para negativa como consecuencia de la contracción económica que el país posiblemente sufrirá por la pandemia del coronavirus.

Las “condiciones operacionales para los bancos van a deteriorarse en los próximos 12 a 18 meses” debido al “golpe sin precedentes causado por la pandemia”, apuntó la agencia en un comunicado, en el que resalta que “a medida que la economía se contrae, el volumen general de negocios debe disminuir”.

La vicepresidenta sénior de Moody’s, Ceres Lisboa, afirmó que “la caída inesperada en la economía, el declive de la renta familiar y el aumento del desempleo van a presionar la calidad de activos de los bancos y reducir la capacidad de pagos de los tomadores de crédito, elevando la morosidad y los costos de crédito”.

“A medida que la economía se contrae en respuesta a las medidas del Gobierno para restringir la circulación y controlar el avance del coronavirus, la demanda por crédito y el volumen general de negocios disminuye, impactando la facturación de los bancos”, apuntó Lisboa, citada en el comunicado.

Para la analista, “el declive económico también señaliza ser más probable que los intereses bajos persistan por un período prolongado”.

Actualmente, la tasa básica de intereses Selic está en un 3,75 %, su mínimo histórico, pero los economistas prevén que bajará hasta un 3,25 % hasta finales del año.

De acuerdo con la agencia, es necesario mantener una “dinámica de captación” amplia a través de depósitos bancarios como una respuesta a la “aversión al riesgo” por parte de los inversores en este momento.

También te podría interesar:   Pandemia: Unión Europea pide no viajar a España por brotes de Covid-19

Asimismo, Moody’s consideró como “alta” la probabilidad de que el Gobierno brasileño tenga que ofrecer un soporte a los bancos considerados “importantes” para el país.

“Medidas recientes relacionadas al brote del coronavirus ocurrieron en un momento oportuno y fueron equilibradas, reflejando la disposición de las autoridades para proteger la estabilidad financiera”, concluyó la agencia.

PROYECCIONES

La crisis causada por el nuevo coronavirus en Brasil ha llevado a que el Gobierno de Jair Bolsonaro proyecte para 2020 un mínimo crecimiento económico para el país del 0,02 %.

El Banco Central es menos optimista y prevé un total estancamiento (0,0 %), mientras que el mercado estima que el producto interior bruto (PIB) de Brasil va a sufrir una retracción del 1,18 %.

Las proyecciones internacionales también son duras. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía mundial caerá un 3 % en 2020, mientras que para Brasil pronosticó una profunda recesión del 5,3 %.

El COVID-19, que ya deja 2.141 muertos y 33.682 casos confirmados en Brasil, supone un duro golpe para una economía que venía recuperándose lentamente de la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB se retrajo cerca de siete puntos porcentuales.

En los tres años siguientes la economía encadenó resultados positivos pero discretos (1,3 % en 2017, 1,3 % en 2018 y 1,1 % en 2019) y la previsión inicial, antes de la pandemia, era que finalmente despegaría en 2020, con una expansión de hasta un 2,5 %.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.