Nueva York.- El precio del petróleo de Texas (WTI) abrió este miércoles con un desplome del 11,42 %, hasta los 17,60 dólares el barril, en su nivel más bajo desde 1999 aunque los contratos para junio, que entran en vigor en cuatro días, experimentaron subidas leves tras la presentación del plan de reapertura económica anunciado por el gobierno federal.

A las 09:16 hora local (13:16 GMT) los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaban 2,27 dólares con respecto a la sesión previa del jueves.

Los precios del petróleo bajaban, aunque los analistas mostraban optimismo por la subida en los contratos para el mes de junio, que situaban el barril en unos 25,57 dólares en los primeros minutos de la sesión, y señalaban que la caída en el contrato vigente es habitual cerca de la fecha de expiración.

En este sentido, los inversores esperan que los planes para la reapertura progresiva del país por fases que presentó ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayude a reducir el exceso de oferta y devuelva poco a poco el equilibrio a la demanda, que se ha visto duramente golpeada por la pandemia del COVID-19.

Hasta el momento, en Estados Unidos se han registrado 671.525 contagios por el coronavirus, han muerto unas 33.286 personas y se han recuperado 56.236, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Se espera que la vuelta a una relativa normalidad, por lo menos en términos de actividad económica, ayude a los precios del crudo en todo el mundo, especialmente si coinciden en el tiempo con los recortes de cerca de 10 millones de barriles por día (bpd) acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios.

Los analistas también apuntan a la necesidad de que esos recortes se vean complementados por los de otros países productores fuera de la OPEP, especialmente en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí