San Francisco (EE.UU.).- El consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos, anunció este jueves que va a practicar pruebas de COVID-19 a todos sus empleados a nivel mundial, incluso a aquellos que no presenten síntomas, tras haber sido acusado de no estar haciendo lo suficiente por su seguridad.

En su carta anual dirigida a los accionistas, Bezos explicó que ya han empezado a construir “los equipamientos necesarios” para levantar su primer laboratorio, en el que “pronto” harán el test de COVID-19 a “un reducido número” de sus empleados que trabajan en almacenes y distribución.

“El siguiente paso en la protección de nuestros empleados podría ser practicar tests de forma regular a todos los empleados de Amazon, incluyendo aquellos que no muestran síntomas”, añadió en su misiva el fundador de la mayor plataforma de comercio electrónico del mundo.

Bezos también informó que la firma que dirige está colaborando con las autoridades para trasladarles posibles casos de vendedores que se aprovechan de la crisis sanitaria para disparar sus precios, y que a nivel mundial la empresa ha retirado 500.000 ofertas y ha cerrado 6.000 cuentas por este motivo.

Amazon ha visto un incremento sin precedentes de su negocio desde que se desató la pandemia de coronavirus y de que Gobiernos de todo el mundo decretaran órdenes de confinamiento y distanciamiento social, lo que ha obligado a cerrar tiendas físicas y ha eliminado gran parte de la competencia de la plataforma digital.

Solo en Estados Unidos, la empresa de Seattle (estado de Washington) ha incorporado ya en las últimas semanas a 100.000 nuevos trabajadores para dar respuesta al incremento de la demanda y ha anunciado la contratación de otros 75.000.

En paralelo, la compañía se ha visto envuelta de polémica por las quejas públicas de varios de sus empleados de que no garantiza lo suficiente en su seguridad y su salud, y le han llovido las críticas por despedir o tomar otras represalias contra varios de estos empleados.

Estos casos, unidos al hecho de que se han producido infecciones de COVID-19 en al menos 74 almacenes y otras instalaciones de Amazon en EE.UU., han llevado a varios congresistas a escribir una carta a la empresa pidiendo explicaciones, y al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a ordenar la apertura de una investigación por el despido de un trabajador que organizó una protesta en un almacén de la firma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí