Nairobi,- El Centro Africano de Control de Enfermedades (África CDC) informó hoy de que para contener la pandemia de COVID-19 en el continente se necesitarán en los próximos meses 15 millones de test de detección y adelantó que esa entidad suministrará un millón la próxima semana.

“Sabemos que hay que hacer algo para promover la realización de pruebas y como Africa CDC, a pesar de nuestros limitados recursos, aportaremos un millón de test para impulsar de manera enérgica el programa y conseguir que otros nos apoyen en esto”, dijo el director de este organismo que depende de la Unión Africana (UA), el doctor camerunés John Nkengasong, en una rueda de prensa virtual.

Hasta ahora Sudáfrica, el país con más casos de COVID-19 (2.506 casos y 34 muertes), es el que tiene una política más agresiva de testeo, con más de 80.000 pruebas realizadas, mientras que los dos países más poblados del continente, Nigeria y Etiopía, no han realizado más de 5.000.

El nuevo coronavirus en África se ha extendido ya a 52 de los 54 países del continente y en total acumula más de 17.000 casos y 900 muertes, con Sudáfrica, Egipto (2.505), Argelia (2.160), Marruecos (2.024) y Camerún (848) a la cabeza de contagios.

Además de la aportación del Africa CDC, que empezará a distribuirse la semana próxima, la fundación del billonario chino Jack Ma también ha donado, a cada uno de los 54 países, 20.000 test además de mascarillas y protectores faciales.

Nkengasong resaltó que actualmente hay cuatro ensayos clínicos sobre tratamientos para la COVID-19 en marcha registrados en el continente -dos de ellos en Sudáfrica y los otros en Nigeria y Egipto- para probar la eficiencia de productos como la hidroxicloriquina.

Este producto, que ha causado controversia a nivel mundial y cuya eficiencia aún no está probada, es uno de los factores que los médicos senegaleses señalan, de forma cautelosa, como determinante en la alta tasa de curados que hay en el país (190 curados de 314 casos y solo dos fallecidos).

Además, el Africa CDC evalúa las capacidades hospitalarias de los países africanos y señala que Sudáfrica es el país con más ventiladores -1.500- y Egipto el que más camas de cuidados intensivos tiene, con 10.300.

Cuatro países no disponen de ningún ventilador, aunque la entidad de la UA ya gestiona el envío de los donados por la Fundación Jack Ma, y seis no cuentan con unidades de cuidados intensivos, señaló este organismo, que no especificó esas naciones.

En otra rueda de prensa virtual, la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti, se declaró hoy “preocupada porque el virus sigue expandiéndose” por el continente e incidió en la necesidad de hacer pruebas.

“Hacer test se ha convertido en un desafío” por la falta de medios en el continente, admitió la doctora botsuana, al subrayar que “la pandemia de COVID-19 ahora ha alcanzado casi todos los rincones de África”.

Sobre la decisión adoptada esta semana por el presidente de EEUU, Donald Trump, de suspender los fondos que su país aporta a la OMS, Moeti señaló que el “impacto potencial” de esa medida será “bastante significativo” en África en áreas como la erradicación de la polio.

“Esperamos que esta decisión sea reconsiderada”, agregó la responsable regional de la OMS, al precisar que 47 países africanos tienen un plan contra el coronavirus y requieren un presupuesto de unos 300 millones de dólares para los próximos seis meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí