Bangkok,- Las autoridades de Singapur impondrán desde este miércoles multas de 300 dólares singapurenses (212 dólares estadounidenses o 193 euros) a las personas que no lleven mascarillas en la calle durante el periodo de emergencia por la pandemia de la COVID-19.

La ciudad-Estado, que impuso desde el día 8 el cierre de negocios no esenciales, sufre un repunte de casos detectados del nuevo coronavirus, con hasta la fecha 3.252 infectados, incluidos 10 decesos.

Singapur, citado por la Organización Mundial de la Salud como uno de los países que mejor había contenido la expansión de la COVID-19, anunció medidas más duras ante el aumento de enfermos y que durarán al menos hasta el 4 de mayo.

Aunque no han ordenado el confinamiento obligatorio de la población, solicitan a los habitantes permanecer en casa y en caso de salir a la calle es obligatorio llevar puesta la mascarilla.

Si bien existen excepciones, como durante la práctica de ejercicio o para niños menores de dos años, recordó la víspera el ministro de Desarrollo Nacional, Lawrence Wong.

“Deberías evitar salir de casa, pero en las contadas ocasiones en la que sea necesario, como ir a comprar comida o productos esenciales, es el momento en el que debes llevar mascarilla”, dijo Wong durante una rueda de prensa.

Desde el principio de la crisis, las autoridades han repartido entre la población millones de mascarillas e incluso fueron enviadas a los hogares a través del servicio de correos.

El ministro también señaló que el Gobierno busca reducir aún más el listado de empresas esenciales que se encuentran en funcionamiento.

Por su parte, el ministro de Medioambiente, Masagos Zulkifli, publicó en las redes sociales que en una semana alrededor de 200 personas fueron multada con otros 300 dólares locales cada una por no mantener en público la distancia de seguridad de metro y medio implementada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí