Washington.- Las economías de México y Ecuador serán este año las más damnificadas de Latinoamérica por la crisis de la pandemia del coronavirus, que afectará en la región a las cadenas de suministro y la demanda interna y externa, entre otros factores.

La actividad económica de México y Ecuador se contraerá un 6,6 % y un 6,3 %, respectivamente, por el “aislamiento, bloqueo y cierres generalizados requeridos para frenar la propagación” del coronavirus, que está provocando un “grave efecto” en el producto interior bruto (PIB) mundial, según el informe de Perspectivas Económicas Mundiales presentado este martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En general, la economía de América Latina y el Caribe se reducirá un 5,2 % este año por el impacto de la actual crisis sanitaria, un descenso más profundo que el de la economía mundial, que caerá un 3 %.

“El alto nivel de informalidad (de la economía latinoamericana) hace mucho más difícil encarar esta crisis”, advirtió la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, en una rueda de prensa virtual para anunciar las previsiones del organismo multilateral.

En este sentido, Gopinath subrayó el “importante peso” en la economía de América Latina de sectores como el entretenimiento, la hostelería y el transporte, actividades “con una gran cantidad de trabajadores informales”.

La región se verá afectada este año por el “aislamiento, bloqueo y cierres generalizados requeridos para frenar la propagación” del coronavirus, que está provocando un “grave efecto” en la actividad económica de todos los países latinoamericanos y a nivel mundial, según el Fondo.

Además de México y Ecuador, también van a ver fuertemente contraída su economía Brasil (5,3 %), Argentina (5,7 %), Chile (4,5 %) y Venezuela (15 %).

También te podría interesar:   Al menos 10 muertos y 40 heridos en atentado antes de tregua en Afganistán

Los que menos notarán la reducción drástica de la actividad económica en 2020 serán Paraguay, con una retracción del 1 %; Colombia, con un 2,4 %; y Bolivia, que registrará una caída del 2,9 %.

Por su parte, el PIB de Centroamérica bajará este año un 3 %, y el de los países caribeños un 2,8 %, según las nuevas previsiones del organismo de crédito multilateral.

“Las consecuencias económicas dependen de factores que interactúan de formas difíciles de predecir, como el recorrido de la pandemia, la intensidad y la eficacia de los esfuerzos de contención, el impacto de las interrupciones del suministro, las repercusiones del ajuste drástico en las condiciones del mercado financiero mundial, los cambios en los patrones de gasto y los cambios de comportamiento”, aclararon los expertos del FMI en su análisis.

El Fondo subrayó que la prioridad “inmediata” es contener las consecuencias del brote del COVID-19 con medidas como aumentar el gasto público en atención médica para fortalecer la capacidad y los recursos del sector sanitario.

Comparado con otras regiones del mundo, Latinoamérica soportará mejor la crisis del coronavirus que la Unión Europea, que descenderá un 7,5 %, y Norteamérica, que caerá un 6 %; pero se desempeñará peor que Asia y África subsahariana.

Pese a la caída generalizada de este año, la institución multilateral pronosticó una recuperación parcial de Latinoamérica en 2021, año en el que su economía avanzará un 3,4 %, según calculó.

Ese restablecimiento el próximo año lo liderarán, según las previsiones, Chile y Perú, con aumentos del 5,3 % y 5,2 % de su PIB, respectivamente.

Las economías más grandes de la región, Brasil, México y Argentina, registrarán en 2021 subidas más leves, del 2,9 %, 3 %, y 4,4 %, respectivamente, a tenor de estas previsiones.

También te podría interesar:   Muere el paciente español con más tiempo en cuidados intensivos por COVID-19

A nivel global, las previsiones del Fondo apuntan a una paulatina recuperación en 2021, a medida que la pandemia sea contenida, con un crecimiento estimado del 5,8 %.

“Una fuerte cooperación multilateral es esencial para superar los efectos de la pandemia, incluso para ayudar a los países con limitaciones financieras que enfrentan impactos de salud y financiamiento, y para canalizar ayuda a países con sistemas de salud débiles”, recomendaron los expertos del Fondo.

El organismo celebra esta semana, junto con el Banco Mundial, su tradicional asamblea de primavera, pero en esta ocasión adoptará un formato virtual debido a la pandemia del coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.