Guatemala.- Guatemala cumplió este lunes un mes desde que fue detectado el primer caso de coronavirus en su territorio y se prepara para “un repunte” de COVID-19 en la presente semana según el presidente del país, Alejandro Giammattei.

El mandatario explicó en declaraciones a periodistas este lunes que “será una semana con bastantes casos positivos en el país” y espera “un repunte”, pero “aun así creemos que será controlable la situación si logramos mantener el uso de la mascarilla y no salir de casa si no es necesario”.

Las autoridades guatemaltecas han contabilizado hasta el domingo un total de 156 personas contagiadas del virus, incluyendo cinco fallecidos a causa de la enfermedad -dos el último fin de semana-.

El país centroamericano registró su primer caso hace 30 días, el 13 de marzo, prácticamente tres meses después de China, dos meses después que Italia y 43 días después que España, los tres focos iniciales de la COVID-19 a nivel mundial.

Tras la detección del primer caso, Giammattei ordenó el 16 de marzo la suspensión de clases y del transporte público, además del cese de labores a nivel público y privado.

Giammattei, sin embargo, reculó un día después y permitió trabajar a cualquier empresa que lo deseara siempre y cuando cumpliera con medidas sanitarias, le notificara al ministerio de Economía y consiguiera transporte privado para sus empleados.

MASCARILLA OBLIGATORIA

El uso de mascarilla se hizo obligatorio por ley este lunes para los guatemaltecos, por decisión de Giammattei anunciada la semana pasada. La multa por su no utilización puede llegar hasta los 20.000 dólares según el Gobierno de Guatemala.

“El llamado es que usen la mascarilla, no salgan de la casa solo si tienen algo necesario que hacer. Por favor no expongamos a la gente mayor de 60 años ni los niños”, solicitó Giammattei.

El uso de la mascarilla se une a otras medidas contra el coronavirus vigentes en el país como el toque de queda implantado el 22 de marzo, de cuatro de la tarde a cuatro de la mañana, y la prohibición de trasladarse entre los 22 departamentos que dividen al país desde el 5 de abril.

Pese a ello, miles de guatemaltecos salen cada día a las calles en busca de ingresos ya que casi el 70 por ciento de los siete millones de personas económicamente activas trabajan en la informalidad.

Este lunes se registraron congestionamientos de tráfico y al menos medio centenar de comerciantes informales se aglomeraron este lunes frente a Casa Presidencial para exigir ser incluidos en listados de ayuda estatal.

Guatemala había registrado aproximadamente 1.200 pruebas para detectar el coronavirus desde febrero hasta el 4 de abril, pero en la semana anterior, según el ministerio de Salud, se empezaron a realizar de 200 a 300 pruebas diarias.

El país centroamericano tiene uno de los peores sistemas sanitarios del continente de acuerdo a estudios internacionales y el 60 por ciento de sus 16 millones de habitantes vive en la pobreza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí