Nueva York.- El precio del petróleo de Texas (WTI) abrió este martes con una pronunciada caída del 4,55 %, hasta los 21,39 dólares el barril, por la percepción en los mercados de que el recorte en la producción mundial de crudo sellado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no será suficiente para paliar la baja demanda y el exceso de oferta provocado por la pandemia del COVID-19.

A las 9:20 hora local (13:20 GMT) el barril restaba 1,02 dólares con respecto a la sesión previa del lunes, cuando el descenso fue más suave ante la incertidumbre de las nuevas medidas.

Los precios del petróleo bajaron el martes, y los inversores aparentemente no estaban convencidos de que los recortes récord en el suministro pronto pudieran equilibrar los mercados golpeados por la pandemia de coronavirus, aunque una caída pronosticada en la producción de esquisto estadounidense proporcionó cierto apoyo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), junto con Rusia y otros países productores, acordó en Semana Santa reducir la producción en 9,7 millones de barriles por día (bpd) en mayo y junio, lo que equivale a alrededor del 10 % del suministro global antes del brote de coronavirus.

Los recortes de producción adicionales de los Estados Unidos, el mayor productor mundial y otras naciones fuera del grupo OPEP + llevarán la reducción total estimada a aproximadamente 19,5 millones de bpd.

Los precios del petróleo permanecen más de un 50 % por debajo de su precio inicial este año.

El jefe de mercados petroleros de Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen, dijo en una nota que la implementación del acuerdo internacional será un desafío logístico que tomaría al menos semanas.

“Reducir el suministro no es solo cerrar el grifo o presionar un botón. Nos sorprendería ver el cumplimiento general de la OPEP + en un 50 % hasta mayo ”, apuntó

Se espera que los inventarios, cuando estén disponibles, se llenen rápidamente incluso cuando algunos países del grupo de naciones del G20 acordaron comprar petróleo para sus reservas nacionales.

Aún así, la producción en Estados Unidos está cayendo en conjunto con una caída en los precios y hay indicios de que el brote de coronavirus puede haber alcanzado su punto máximo en algunas áreas del mundo.

En China, donde comenzó el virus y ahora está en gran medida bajo control, la demanda parece estar regresando, y los datos muestran que las importaciones de petróleo crudo aumentaron un 12 por ciento en marzo respecto al año anterior, según la CNBC

Para respaldar los precios, se espera que la producción de petróleo de esquisto bituminoso de Estados Unidos registre una caída mensual récord en abril, dijo el lunes la Administración de Información Energética (EIA) de EE.UU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí