Uno de los fiscales que litiga en el caso de la quiebra del banco Peravia fue acusado este miércoles de recibir dinero para gestionar la libertad de uno de los ejecutivos de esa entidad financiera.

El imputado Nelson Cabral dijo ayer al juez del segundo juzgado de la instrucción que no llevó abogado a la audiencia porque supuestamente le pagó 250 mil dólares al fiscal Isidro Vásquez para que le consiguiera un defensor.

Ante la denuncia, la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, aparto del caso al fiscal y solicitó a la Procuraduría General de la República y a la Inspectoría que inicie una investigación del caso.

“Hay una imputación, un imputado acusa a un fiscal y lo correcto es que se abra una investigación. Ese fiscal ha sido excluido del proceso hasta tanto se haga esta investigación”, refirió la fiscal.

Ayer el Segundo Juzgado de la Instrucción conocía la revisión obligatoria de medida de coerción a Nelson Cabral, Carlos Ferrer y el excoronel del Ejército Florentino de Jesús Acosta y hoy correspondía a la de Yesenia Serret, Nelson Serret y María Luisa Guzmán.

Además a Yomalys Fernández Ventura, Magdalen Serret, Jorge Serret y Faunside Donato Morales.  En esa audiencia no subió el fiscal Isidro Vásquez.

Los imputados cumplen seis meses de prisión como medida de coerción en la cárcel de San Pedro de Macorís y Najayo Mujeres.

Con relación a las imputadas Magdalen Serret y Yomalys Fernández, el juez José Alejandro Vargas dispuso su liberación pero tienen impedimento de salida y presentación periódicamente ante el Ministerio Público.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí