Madrid.- La coalición internacional de medios ‘One Free Press Coalition’ ha exigido la liberación de tres periodistas -el iraní Mohammad Mosaed, el egipcio Alaa Abdelfattah y el chino Chen Qiushi-, detenidos o perseguidos en relación con sus informaciones sobre la amenaza del COVID-19.

Los tres figuran en la lista de abril de “los 10 casos más urgentes” que esta coalición, con sede en Nueva York, publica cada mes para llamar la atención sobre los periodistas y profesionales de los medios de comunicación que se ven amenazados, perseguidos o atacados por cumplir con su trabajo de informar.

Entre los participantes en la iniciativa figuran las agencias internacionales de noticias Associated Press, Bloomberg, EFE y Reuters; las cadenas de TV CNN, Al Jazeera, Deutsche Welle, TV Azteca y Middle East Broadcasting Networks; y medios como The Washington Post, Boston Globe, Corriere della Sera, De Standaard, The Financial Times, Süddeutsche Zeitung, BuzzFeed, Forbes, Fortune, Quartz, Time, Wired y Euractiv.

La coalición publicó a principios de este mes la lista actualizada con estos diez nombres de periodistas perseguidos por distintas razones:

1) Mohammad Mosaed (Irán)

Este periodista económico independiente alertó sobre la falta de preparación ante la pandemia. Agentes de inteligencia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) lo arrestaron e interrogaron en febrero. Se le ha prohibido trabajar, sus cuentas en redes sociales han sido suspendidas y ha de comparecer ante la justicia.

2) Maria Ressa (Filipinas)

Está previsto que la editora de Rappler, Maria Ressa, comparezca ante los jueces el 24 de abril, para conocer el veredicto en el proceso que se sigue contra ella por supuesta “ciberdelincuencia”. Ressa podría ser condenada a seis años en prisión.

3) Alaa Abdelfattah (Egipto)

El bloguero Alaa Abdelfattah permanece recluido en la prisión Tora de El Cairo. Tres miembros de su familia han sido acusados de protesta ilegal, reunión ilegal y obstrucción del tráfico por promover una campaña destinada a proteger a los presos de la propagación del coronavirus.

4) Chen Qiushi (RP China)

Este periodista de vídeo independiente no ha sido visto desde el 6 de febrero, cuando le dijo a su familia que planeaba informar sobre un hospital temporal. El 24 de enero viajó a la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei desde Pekín y comenzó a filmar e informar sobre la crisis sanitaria del nuevo coronavirus, según sus publicaciones en YouTube. En ellas señalaba que los hospitales locales tenían pocos recursos y topaban con dificultades para tratar a todos los pacientes.

5) Claudia Julieta Duque (Colombia)

Esta periodista y defensora de los derechos humanos colombiana ha declarado a la organización International Women’s Media Foundation que se siente amenazada y que existe una operación en curso contra su vida.

6) Martin Doulguet (Chad)

Martin Inoua Doulguet, director del periódico Salam Info, está encarcelado a la espera de una fecha para apelar su sentencia de tres años iniciada en septiembre bajo los cargos penales de conspiración y difamación presentados por un exfuncionario del gobierno de Chad.

7) Azimjon Askarov (Kirguistán)

Este galardonado periodista ha pasado nueve años en prisión después de ser sentenciado a cadena perpetua por informar sobre violaciones de derechos humanos. Su salud se ha deteriorado debido a que no tiene acceso pleno a los medicamentos que necesita.

8) Roberto Jesús Quiñones (Cuba)

Ha pasado más de seis meses tras las rejas, recibiendo un trato cada vez más duro. El personal escucha todas sus llamadas telefónicas, le ha servido comida que contiene gusanos y, al enterarse de que publica secretamente desde la prisión, ha suspendido las visitas familiares y lo ha puesto en confinamiento solitario.

9) Ignace Sossou (Benin)

En dos ocasiones diferentes el año pasado los tribunales de Benin dictaron condenas de prisión contra el periodista Ignace Sossou, un reportero del sitio privado Web TV. Primero fue un mes de prisión y una multa de 850 dólares por publicar “información falsa” sobre negocios locales. Luego, una sentencia de 18 meses y una multa de 337 dólares por difamación y desinformación en sus notas sobre declaraciones públicas hechas por el Fiscal Mario Mètonou.

10) Jamal Khashoggi (Arabia Saudí)

Líderes turcos y estadounidenses continúan presionando para que se haga justicia en el caso del asesinato del columnista de The Washington Post Jamal Khashoggi ocurrido en Estambul en 2018. El 25 de marzo funcionarios turcos acusaron a 20 ciudadanos saudíes. En diciembre pasado, Arabia Saudí sentenció a ocho personas en relación con el asesinato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here