Santo Domingo,- La República Dominicana podría vivir un “pico” de violencia de género cuando termine el encierro en casa impulsado por el Gobierno para prevenir el coronavirus, dijo la ministra de la Mujer, Janet Camilo, en una entrevista a Efe.

“Cuando esta crisis comience a calmar, a bajar, y la gente comience a salir a las calles a tratar de hacer su vida normal, creo que ahí podríamos tener picos de solicitud de servicios (de asistencia a víctimas), podríamos tener picos de violencia”, dijo Camilo.

Camilo alerta de que al estar todos en las casas, “estamos cansados de vernos hasta los que se llevan bien”, por lo que la violencia puede ir en aumento conforme pasan los días.

En los diez primeros días de confinamiento, los teléfonos de atención a víctimas recibieron 238 llamadas, un número más bajo de lo normal, algo que la ministra atribuye al miedo al virus.

“Por lo que veo, la gente tiene más miedo a morir solo que a quedarse en casa que enfrentarse a una muerte inminente. Tienen más miedo que enfrentarse a la muerte solas en un hospital o ir a una casa de acogida y que un familiar contraiga la enfermedad”, dijo.

Camilo reveló que varias mujeres pidieron abandonar las casas de acogida y se refugiaron en el hogar de familiares que se ofrecieron a recibirlas para que no se queden solas.

ELECCIONES CON POCAS MUJERES

Al margen del coronavirus, la ministra también se refirió a los resultados de las elecciones municipales del pasado 15 de marzo, en las que solo fueron elegidas 19 alcaldesas en los 158 municipios.

“La verdad que la ley por sí no cambia la cultura. No podemos sentirnos en una zona de confort porque tengamos cuotas o porque consigamos que las cuotas aumenten, o porque la Constitución hable de igualdad. La Ley no cambia ‘per se’ la cultura. Necesitamos educación y seguir trabajando con los liderazgos políticos. Y hay que entender que los cambios en la sociedad toman tiempo”, comentó.

Camilo apuntó que las leyes de Partidos y Electoral lograron una representación mínima de 40 % de mujeres en las candidaturas, pero consideró que todavía no se logra la igualdad porque “las mujeres siguen teniendo menor oportunidad de hacer campaña”.

Las mujeres, señaló, “no tienen respaldo económico suficiente” y se encuentran con otras dificultades “morales”, así como con los recelos de sectores políticos que temen perder el control de sus redes de corrupción.

“Se ha demostrado que la mujer es más transparente y menos tendida a apoyar acciones de corrupción. Creo que hay un gran temor en viejos modelos políticos de que las mujeres cuando llegan rompemos todos estas viejas costumbres para hacer cuestiones más transparentes y más eficaces”, comentó.

No en vano, la ministra destacó que “por primera vez (ha sido elegida) una mujer alcaldesa en la capital”, en alusión a Carolina Mejía, del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

“Estas 19 mujeres que son alcaldesas (electas) tendrán el gran desafío de, con su impronta, seguir inspirando a niñas y adolescentes, no solo a entren en la política, sino a que aspiren a candidaturas”, manifestó.

“Y con su modelo de gestión, por supuesto, demostrarán que las mujeres cuando llegamos a posiciones de poder lo hacemos bien, somos más eficientes y eficaces en el manejo de los recursos públicos y más transparentes en lo público”, agregó.

LA TIPIFICACIÓN DE FEMINICIDIO

En la entrevista, la ministra también abogó por la necesidad “urgente” de tipificar y castigar penalmente el feminicidio en la República Dominicana, que hasta ahora no tiene definición legal.

Por ese vacío legal, la Fiscalía solo computa como feminicidio los asesinatos de mujeres realizados por parejas y exparejas, dejando fuera otros cometidos por desconocidos, violadores o por parientes.

“Yo creo que hay que hacer una clasificación de feminicidio siempre y cuando que motivo sea en razón de ser mujer. El hecho de una violación es feminicidio. Por qué, porque el hombre la mató en razón de ser mujer. Creo que la tipificación del feminicidio es importante para la sociedad poder abordar las diferentes aristas y los diferentes elementos que conforman y dejan como secuela la misma violencia contra las mujeres”, afirmó.

En 2019 se produjeron 82 feminicidios en el país, tres menos que el año anterior (85) y una cifra menor que los 112 registrados en 2017, según los datos del Ministerio. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí