San José.- Costa Rica alcanzó este jueves los 539 casos positivos de coronavirus, lo que significa 37 casos más en las últimas 24 horas, el aumento más alto desde que se diagnosticó el primer caso.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, explicó en conferencia de prensa virtual que las autoridades actualizaron protocolos e incluyeron la pérdida del olfato y gusto como síntomas y además que la población relajó medidas de prevención el viernes pasado.

“Tuvimos un incremento importante de casos totales y posiblemente se pueda explicar porque el virus tiene un periodo de incubación de 5 a 6 días en un 97 % y de hasta 14 días, y la semana pasada vimos a mucha gente conglomerada en supermercados”, manifestó Salas.

Cuando la gente se relaja y se le olvida “que estamos en pandemia pasa esto”, dijo el ministro.

“A nivel epidemiológico es muy probable que esto haya incidido. Del viernes al miércoles pasaron 5 días, la gente no hizo caso en una gran cantidad y toda acción tiene una reacción, hay que ver si esto se mantiene porque tendríamos que evaluar si hay una transmisión comunitaria”, agregó.

De acuerdo con Salas, las cadenas de transmisión se han multiplicado y es probablemente que “eso haya multiplicado los casos, por eso la consigna más importante es que sigamos en casa”, afirmó el titular de la cartera de Salud.

Según los datos presentados, el país tiene 19 pacientes hospitalizados, 13 de ellos en unidades de cuidados intensivos, un total de 30 se han recuperado y se han descartado 5.759 casos.

Además, desde que Costa Rica diagnosticó el primer caso de COVID-19 el pasado 6 de marzo, se han contabilizado tres muertes. Las dos primeras ocurrieron el 18 y el 20 de marzo, ambos hombres de 87 años de edad con factores de riesgo.

También te podría interesar:   R.Dominicana acumula 67,915 infectados y 1,146 muertos por COVID-19

Mientras que el pasado miércoles 8 de abril se registró la tercera víctima, un hombre de 45 años sin factores de riesgo conocidos y que estuvo internado 10 días en una unidad de cuidados intensivos.

ACCIONES DE APOYO

El Gobierno costarricense informó que destinará 296.000 millones de colones (unos 500 millones de dólares) para el programa Bono Proteger, iniciativa con la que espera ayudar a 612.000 personas, así como a 68.000 hogares en pobreza afectados por el COVID-19.

El bono, que será una ayuda económica temporal de tres meses, podrá variar su monto dependiendo de cada situación particular y solamente lo podrán tener las personas despedidas, con contrato laboral suspendido o con la jornada laboral reducida en un 50 % o más debido a la pandemia.

“Es un momento para que Costa Rica sea un país solidario para que nos ayudemos, nos tendamos la mano y nos cuidemos. Tengamos empatía, solidaridad y entendimiento, eso es lo que necesita el país en estos momentos”, destacó el presidente del país, Carlos Alvarado.

Desde mediados de marzo Costa Rica cerró sus fronteras para el ingreso de extranjeros, suspendió el curso lectivo y eventos masivos, incluidas las actividades religiosas de la Semana Santa.

Además, ordenó el cierre de sitios como bares, discotecas, parques, parques nacionales, playas, entre otros y está multando a quienes incumplan las órdenes.

El Gobierno no ha establecido una cuarentena obligatoria, excepto para la gente que regresa del exterior, pero sí ha ordenado una serie de restricciones para la circulación de vehículos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.