Berlín.- El Gobierno alemán estudia entrar en el capital de Lufthansa, la mayor aerolínea europea, por los problemas económicos de la empresa a raíz de la crisis del COVID-19, informa este viernes el semanario Der Spiegel.

El Ejecutivo y la compañía aérea están en negociaciones, pero aún no han acordado la fórmula en la que el Estado podría rescatar a la empresa, con graves dificultades financieras por las restricciones de movimientos. Por el momento persisten las diferencias entre las partes.

Lufthansa quiere que el Estado alemán asuma riesgos, pero sin derecho de voto, y que su participación la gestione la empresa, según la publicación. Además, en el caso de que fuese necesaria una ampliación de capital, estaría obligado a hacer una aportación extra.

El Gobierno alemán, por su parte, ha planteado varias fórmulas para materializar el rescate de la aerolínea, pero aún no se ha decantado por una. Entre otros motivos se apuntan a las diferencias entre el Ministerio de Finanzas (en manos de los socialdemócratas) y el Ministerio de Economía (dirigido por los conservadores).

El Ejecutivo baraja entrar en el capital (también sin derecho de voto, con unos intereses o dividendo fijos), pero también un crédito, que Der Spiegel sitúa entre los 3.000 y los 9.000 millones de euros.

Lufthansa estaría contemplando alternativas si no llega a un acuerdo con el Gobierno alemán. Los estados federados de Baviera y Hesse ya han mostrado su disposición a apoyar a la aerolínea en este escenario.

La compañía estudia, incluso, una formula del derecho alemán para insolvencias, el Schutzschirmverfahren, que permite un proceso de saneamiento de la empresa manteniendo a la actual dirección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí