san Juan.- Bahamas hace frente ante el reto del COVID-19 a otra grave crisis sólo 6 meses después del paso del huracán Dorian en septiembre de 2029 por el archipiélago atlántico, que dejó cerca de 70 muertos y 300 desaparecidos.

Información divulgada este miércoles indica que los efectos del conoravirus supondrán el declive más pronunciado de toda la región para el sector turístico, una industria prácticamente en situación de actividad nula.

Los datos de STR, anteriormente conocida como Smith’s Travel Research, compañía que provee información turística a nivel internacional, revelan que la ocupación promedio en marzo de los hoteles de Bahamas sufrió una caída catastrófica de cerca del 90 % en comparación con el año anterior por la combinación de cierre de fronteras y cancelaciones.

Bahamas sufrió además la mayor caída en las tarifas diarias promedio de habitaciones (ADR, en inglés) entre los destinos del Caribe durante las primeras tres semanas de marzo, junto a la caída en otro indicador clave, el de ingresos por habitación disponible (REVPAR, en inglés).

La disminución de REVPAR, que comenzó en marzo con una caída interanual del 40 por ciento en la semana del 8 al 10 de marzo, luego se aceleró al 78 % la semana siguiente y se hundió un 95,2 %, a 12,99 dólares en la semana del 24 al 30 de marzo.

Los datos muestran precisamente que propiedades como Atlantis, Baha Mar, Sandals, el British Colonial Hilton y el RIU no tuvieron más remedio que cerrar sus puertas y despedir temporalmente a miles de empleados una vez que los últimos huéspedes se fueron.

Las cifras aportadas por el STR muestran que el descenso de Bahamas fue más rápido y abrupto que en el resto del Caribe.

También te podría interesar:   Xavi Hernández, positivo por coronavirus

Un mes, marzo, que normalmente representa el pico de la temporada para los hoteles locales, con ocupaciones a menudo en el rango del 90 %, se transformó en una caída sin precedentes.

Tomando el período del 8 al 14 de marzo y comparándolo con el mismo periodo del año anterior, se registró una caída en el ADR del 25,4 % a 261,1 dólares.

La caída se aceleró la semana siguiente, del 15 al 21 de marzo, cuando la pandemia de COVID-19 se extendió, los cruceros dejaron de navegar y los EE.UU. comenzaron a implementar prohibiciones de viaje a países como China y Europa para detener el brote.

Eso condujo a una caída en el ADR el 19,5 % a 292 dólares.

La semana siguiente, cuando comenzaron los cierres de hoteles y los despidos, la caída del ADR fue de un 47 % a 177 dólares.

En este último periodo la ocupación se situó en un 7,3 %.

Las ocupaciones de Bahamas y otros indicadores se desplomaron mucho más rápido que el resto de la región.

La disminución de la ocupación de Puerto Rico estuvo cerca de igualar Bahamas en las últimas dos semanas de marzo de 2020, mientras que Barbados mantuvo ocupaciones superiores al 50 % durante las dos primeras semanas evaluadas por STR.

El huracán Dorian, una tormenta de categoría 5, azotó el archipiélago atlántico a comienzos de septiembre del año pasado dejando al menos a 70 personas muertas, daños estimados en 3.400 millones de dólares y cerca de 300 personas reportadas como desaparecidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.