Londres, (EFE).- La Asociación de futbolistas (PFA, por sus siglas en inglés) y su presidente, Gordon Taylor, han hecho una donación de 1,5 millones de libras (1,8 millones de euros) al NHS, sistema sanitario público del Reino Unido.

Taylor ha aportado medio millón, mientras que la PFA ha donado el millón restante.

Además, la PFA ha anunciado que no recurrirá a las ayudas del Gobierno británico para pagar a sus empleados y que continuará abonándoles sus sueldos como hasta ahora.

Taylor había sido criticado después de desvelar que no pensaba reducirse el sueldo pese a la crisis económica que atraviesa el fútbol debido a la pandemia del coronavirus.

La PFA, a su vez, no ha apoyado la propuesta de la Premier League que ha pedido a los clubes recortar en un 30 % el sueldo de los jugadores. El organismo cree que deben ser los clubes los que decidan individualmente con los jugadores qué hacer con los salarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí