Tegucigalpa.- Los contagiados con coronavirus en Honduras aumentaron este lunes a 305 con siete nuevos casos confirmados por el Laboratorio Nacional de Virología, mientras que la cifra de muertos se mantiene en 22, informó una fuente oficial.

De las 71 pruebas para diagnosticar la COVID-19 hechas por el Laboratorio Nacional de Virología, el resultado de siete fue positivo, indicó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos en cadena nacional de radio y televisión.

Con los nuevos siete casos, seis de ellos registrados en el departamento de Francisco Morazán, y uno en Comayagua, regiones en el centro de Honduras, el total de contagiados a nivel nacional es de 305, de los que en su mayoría son personas menores de 60 años.

El Sinager subrayó que la mejor arma contra el coronavirus es “el distanciamiento social” y que todos los hondureños deben estar en sus casas.

Además, exhortó de nuevo a la población a cumplir con todas las medidas de prevención indicadas desde antes de que se confirmaran los primeros tres casos, el 11 de marzo.

A raíz de la epidemia, el Gobierno de Honduras mantiene un toque de queda desde a mediados de marzo, que se ha extendido hasta el 12 de abril, mientras que hoy, por segunda semana consecutiva, han sido abiertos los bancos, supermercados, farmacias y estaciones de combustibles para que se abastezca la población.

La medida rige solamente el lunes, miércoles y viernes, bajo la modalidad de que el primer día solamente pueden hacerlo las personas cuyo número de carné de identidad termina en los números 1, 2 y tres; el segundo en 4, 5 y 6, y el tercero en 7, 8, 9 y 0, con medidas preventivas en cada establecimiento. El martes, jueves, sábado y domingo todos los comercios están cerrados.

En contraste, en los mercados populares muchas personas andaban de compra sin medidas de protección, aunque la mayoría iban provistas al menos de mascarilla.

El país centroamericano recibió hoy 182.000 kits para diagnosticar la COVID-19 que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) entregará en donación a los países centroamericanos y República Dominicana.

Los kits fueron recibidos por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y el titular del BCIE, Dante Mossi, en la base aérea Hernán Acosta Mejía, en Tegucigalpa.

El gobernante agradeció al BCIE por la donación de las “26.000 pruebas rápidas” que el Banco regional entregará a siete países de la región para detectar la COVID-19, e instruyó a la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) a que saliera “de inmediato” a entregar las pruebas “a nuestros hermanos centroamericanos y República Dominicana”.

Uno de los aviones de la FAH salió hoy mismo hacia Panamá a entregar el donativo del BCIE que llegó procedente de Corea del Sur.

Hernández también dijo hoy que el uso de mascarilla será obligatorio a partir del martes ante el brote del coronavirus en el país.

“Desde hace unos días les hablé sobre la importancia de usar mascarillas en todo momento, les expliqué desde lo que entonces ha sido reconocido por muchos países a nivel mundial, el uso de las mascarillas puede salvar vidas, no es que una mascarilla proporciona una protección completa”, subrayó Hernández en cadena nacional de radio y televisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí