San José.- El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, informó este jueves que el país alcanzó los 396 casos positivos de coronavirus COVID-19, lo que supone 21 casos más en las últimas 24 horas, y mostró su preocupación por el aumento de internados y casos en cuidados intensivos.

Salas afirmó en conferencia de prensa virtual que hay 17 pacientes hospitalizados, de los cuales 11 se ubican en cuidados intensivos, dos más que el miércoles.

“No queremos que Costa Rica se nos salga de rumbo con el COVID-19, vean cómo las personas en cuidados intensivos han ido aumentando, y son personas que tienen edades entre los 36 y 69 años, por eso tenemos que asumir una actitud responsable y quedarnos en casa, eso puede significar una gran diferencia”, destacó el ministro.

El informe además destaca que dos personas han fallecido (ambos hombres de 87 años con factores de riesgo) y seis están recuperadas, desde que se confirmara el primer caso el 6 de marzo.

“Tenemos que evitar que el pico ocurra en pocas semanas, si eso se nos dispara podemos tener escenarios que no queremos como esta ocurriendo en Italia, España, incluso Estados Unidos, que no están dando abasto. Esa es la responsabilidad y el reto que tenemos que asumir”, dijo Salas.

El Gobierno costarricense ha reforzado las medidas impuestas para la Semana Santa, y desde este viernes hay restricción de circulación de vehículos diurna y nocturna con el fin de evitar reuniones, fiestas y aglomeraciones.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, manifestó en la conferencia de prensa que continuarán realizando operativos, por lo que instó a la ciudadanía a quedarse en casa y no salir a menos que sea estrictamente necesario.

Durante el operativo realizado en la noche del jueves fueron formuladas 166 multas por no cumplir la restricción, y desde que empezó esta medida se han aplicado 2.245 sanciones.

En el Congreso se discuten dos proyectos de ley, uno para modificar la Ley de Salud e instaurar multas que van desde los 450 mil colones (unos 780 dólares), así como aumentar la sanción por incumplimiento a la restricción vehicular sanitaria que hasta el momento es de 38 dólares y subirla a 190 dólares y retiro de placas.

REPATRIACIÓN

El Ministerio de relaciones Exteriores reportó que brinda asistencia a 1.360 costarricenses en el exterior, de las cuales 699 han logrado retornar a Costa Rica desde un total de 64 países.

Este jueves se anunció el retorno al país de 93 costarricenses que estaban varados en Perú como consecuencia de las medidas de restricción al transporte por tierra, mar y aire por el COVID-19.

Para el viernes se tiene previsto que arribe a San José otro grupo de más de 100 personas provenientes de México.

“Superando múltiples desafíos, la Cancillería ha representado la primera línea de asistencia a los costarricenses en el extranjero. Nuestra respuesta ha sido oportuna y apropiada, teniendo como norte llevar tranquilidad y sobre todo alivio, a sus familias en Costa Rica”, indicó el canciller, Rodolfo Solano.

Costa Rica mantiene cerradas sus fronteras para el ingreso de extranjeros, ha suspendido el curso lectivo y eventos masivos, y ordenó el cierre de sitios como bares, discotecas, parques, parques nacionales, playas, entre otros, como medidas de prevención.

El Gobierno no ha establecido una cuarentena obligatoria, excepto para la gente que regresa del exterior, y ha pedido a la población que se quede en casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí