Santo Domingo.- El sargento Pedro José Almánzar González y el cabo Agapito Muñoz Evangelista, ambos miembros de la Policía, se entregaron a la fiscalía de la provincia de Santo Domingo, por su implicación en el caso DICAN.

Los agentes se encuentran entre las 25 personas contra quienes pesan órdenes de arresto, emitidas por la juez instructora del caso, Wendy Martínez Mejía, por el robo de unos mil kilos de cocaína de los depósitos de la citada institución.

Antes de comparecer ante la fiscal de la provincia Santo Domingo, acompañados por sus respectivos abogados, los agentes insistieron en su inocencia en declaraciones a los medios de comunicación que se concentraban ante la sede.

“Soy inocente de lo que se me acusa, a mi no se me entregó nada y por lo tanto no tengo que entregar, absolutamente nada”, dijo el sargento Almánzar González.

Los representantes legales insistieron ante la prensa en que la comisión que investiga el robo y venta de la droga nunca llegó a interrogar a sus clientes, y Rafael Mateo,abogado del cabo,se lamentó por no haber tenido acceso al expediente del caso.

En la tarde de ayer, la juez Martínez Mejía dictó la orden de arresto en contra del exdirector del DICAN, Carlos Fernández Valerio, así como contra tres fiscales, 20 policías y un civil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí