México.- México llegó este martes a 1.215 contagios de la COVID-19 con 121 nuevos respecto a los 1.094 del día anterior, y a 29 fallecimientos, uno más que el último reporte, informaron las autoridades sanitarias del país.

El director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra, dijo que las autoridades sanitarias tienen registrados 3.511 casos sospechosos de la enfermedad, al presentar el reporte técnico de la epidemia del Coronavirus.

La cifra de 1.215 casos confirmados supone un incremento de alrededor del 11 % respecto a los 1.094 presentados el 30 de marzo.

Alomía explicó que otros 6.282 casos han sido descartados de un universo total de 11.008 personas que han sido revisados desde que el pasado 27 de febrero se registró el primer caso de la COVID-19 en México.

El Estado de México y la capital mexicana, las entidades más pobladas del país, acumulan la mayoría de casos confirmados con 254 y 149, respectivamente, de acuerdo con la información técnica presentada.

Un total de 167 personas, de los 1.215 contagios confirmados, ha requerido tratamiento hospitalario, entre ellos el 5 % tuvo síntomas de gravedad y el 1 % fueron intubados al tener un riesgo mayor.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció un programa para facilitar que las personas de alto riesgo y con enfermedades crónicas, limiten su visita a las clínicas para sus tratamientos y que se queden en casa.

Para ello, los pacientes recibirán una consulta cada tres meses y se les entregará recetas de medicamentos que mes a mes podrá recoger un enviado que no tenga el riesgo tan elevado como el paciente.

El médico Gustavo Reyes Terán, de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, anunció que en el país se harán ensayos clínicos con medicamentos que potencialmente son efectivos contra el coronavirus, su replicación síntomas o para evitar la gravedad del paciente.

Estos medicamentos son el Remdisivir, la Hidroxicloroquina, la misma combinada con Azatioprina, la Tocilizumab, anticuerpo que actúa para impedir la inflación sistémica que daña los tejidos, el pulmonar, principalmente.

Y finalmente la llamada plasmaféresis, que es la obtención de plasma de pacientes que sanaron para trasladarlo a enfermos de la COVID.

Estos protocolos están en terminación de trámites legales bajo el principio médico de no dañar a nadie y para ello se debe escribir un protocolo, someterlo a comités de ética y bioseguridad, antes de ser suministrado a enfermos, explicó Reyes Terán.

El Consejo General de Salubridad, la máxima autoridad sanitaria de México, decidió este lunes extender del 19 de abril al 30 de abril la suspensión de las actividades públicas, privadas y sociales, a fin de mitigar la expansión del coronavirus.

Se mantienen como esenciales las actividades del sistema de salud, la seguridad pública y de protección ciudadana, las necesarias para mantener la infraestructura crítica del país, los programas sociales del gobierno y actividades comerciales de la industria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí