Nueva Delhi.- El Gobierno de Nueva Delhi anunció este martes que ha presentado una denuncia contra una mezquita de la capital india que se ha convertido en un foco del coronavirus en el país, con decenas de infectados y 7 muertos, tras un evento al que acudieron peregrinos de distintos países y tras el cual albergó a centenares de fieles pese al confinamiento decretado en la India.

“Los organizadores del evento cometieron un grave crimen”, espetó este martes ante los medios el titular de Salud del Gobierno delhí, Satyendar Jain, quien anunció que el Ejecutivo local “ha dado la orden de presentar una denuncia contra los organizadores”.

Fuentes del departamento sanitario de Nueva Delhi explicaron a Efe que más de un millar de personas fueron evacuadas del complejo religioso de Markaz, en el barrio de Nizamuddin, en el sur de la capital, de las que 300 fueron llevadas al hospital al presentar síntomas compatibles con el coronavirus.

El resto, asintomáticas, fueron llevadas a un centro de cuarentena.

“Han llegado algunos informes de las pruebas (de COVID-19) realizadas en el lugar (y) 24 son positivos”, dijo la fuente.

Agregó que el recinto religioso ha sido clausurado y que “la mezquita y el complejo en el que vivían esas personas será desinfectado”.

SIETE FALLECIDOS

Por su parte, la Oficina del Jefe de Gobierno del estado sureño de Telangana, informó en su cuenta de Twitter de que “seis personas que asistieron a la congregación religiosa de Markaz en el barrio de Nizamuddin de Nueva Delhi entre el 13 y el 15 de marzo sucumbieron tras haber contraído el coronavirus”.

“Equipos especiales están identificando a las personas que pueden haber estado en riesgo de contraer el coronavirus para ser trasladadas a hospitales”, continúa la autoridad, que solicita a aquellos que asistieron al evento religioso que acudan voluntariamente a los hospitales para realizarles la prueba y ofrecerles tratamiento.

El pasado jueves, el portavoz del Gobierno de Jammu y Cachemira, Rohit Kansal, informaba también en Twitter de la “primera muerte por coronavirus” en la región: un hombre de 65 años que más tarde los medios de comunicación locales identificarían como un imán que también participó en el encuentro religioso en la capital india.

El evento fue organizado por el movimiento islámico suní “Tablighi Jamaat”, de carácter apolítico y que alienta a sus seguidores alrededor del mundo a seguir una forma básica y puritana del islam. La vertiente religiosa surgió hace un siglo en la India y tiene su sede en la mezquita de Nizamuddin.

LA MEZQUITA SE DEFIENDE

En una carta dirigida a la Policía el lunes y difundida este martes en las redes sociales, el centro internacional de “Tablighi Jamaat” se excusó y aseguró que tras el mismo, algunos peregrinos permanecieron en el recinto como es habitual, puesto que tiene residencias para ello.

“Estas personas ya estaban allí, dentro del (complejo de) Markaz antes y en el momento en que se promulgó el confinamiento y no se permitió la entrada de ninguna persona más”, asegura la misiva, firmada por el representante del centro, Moulana Yousuf.

Explica que antes del confinamiento inicial de un solo día en la India, que se produjo el 22 de marzo, el recinto ya había sido desocupado en su mayoría, pero luego la situación se complicó con la orden definitiva del Gobierno Central de imponer desde el miércoles 25 el confinamiento obligatorio en todo el país durante 21 días.

Por ello, muchos indios y extranjeros permanecieron “confinados y aislados” en el complejo, según la carta, que añade que recibió la visita de un equipo médico el pasado 25 de marzo y otro el 28, día en el que 33 de ellos fueron trasladados a hospitales.

Entre los extranjeros que participaron en la concentración religiosa hubo numerosos indonesios, tailandeses y esrilanqueses, así como varios procedentes de otros países de la región como Birmania, Nepal o Bangladesh, además de algunos ciudadanos europeos y africanos, según informan los medios locales.

Hasta este martes, el número de infectados por COVID-19 en la India ascendió a 1.117, de los que 32 han fallecido. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí