Pekín.- La tecnológica china Xiaomi obtuvo en 2019 un beneficio neto de 10.044 millones de yuanes (1.415 millones de dólares, 1.293 millones de euros), un 25,9 % inferior al conseguido un año atrás, pese a que su facturación aumentó en un 17,7 %.

En la cuenta de resultados remitida hoy a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza, Xiaomi ofrece también un cálculo ajustado del beneficio neto en el que excluye, entre otros factores, los efectos de compensaciones (en 2018 otorgó una prima multimillonaria a su consejero delegado, Lei Jun).

Según este cálculo alternativo, las ganancias de la tecnológica se situarían en 11.532 millones de yuanes (1.625 millones de dólares, 1.483 millones de euros), es decir, un 34,8 % más que ese mismo dato ajustado de 2018.

Precisamente al no haber estado lastrado en 2019 por la citada compensación de 9.900 millones de yuanes (1.395 millones de dólares, 1.273 millones de euros) a Lei, los beneficios operativos de la tecnológica se dispararon en casi un 900 % hasta los 11.760 millones de yuanes (1.657 millones de dólares, 1.514 millones de euros).

Los ingresos de Xiaomi en 2019 fueron de 205.839 millones de yuanes (29.001 millones de dólares, 26.496 millones de euros), mientras que sus costes operativos se elevaron de forma similar (16,1 %) hasta los 177.285 millones de yuanes (24.978 millones de dólares, 22.821 millones de euros).

En lo respectivo a los diferentes negocios de la compañía, los teléfonos inteligentes supusieron unos ingresos de 112.095 millones de yuanes (15.793 millones de dólares, 14.429 millones de euros), es decir, un 1,5 % menos que en 2018, y pasaron de representar el 65,1 % de la facturación al 59,3 %.

Por su parte, los llamados “productos de estilo de vida y del internet de las cosas (IoT)”, que van desde televisiones y portátiles a purificadores de aire o patinetes eléctricos, aumentaron su cuota de ingresos del 25,1 % al 30,2 % y consiguieron 62.088 millones de yuanes (8.748 millones de dólares, 7.992 millones de euros) para la compañía, un 42 % más que en 2018.

Los ingresos por servicios de internet avanzaron un 24,4 % hasta los 19.842 millones de yuanes (2.796 millones de dólares, 2.556 millones de euros).

En cuanto a la división geográfica, China sigue siendo el principal mercado para Xiaomi aunque su peso sobre los ingresos de la compañía cayó ligeramente, mientras que el de los mercados internacionales pasó de un 40 % a un 44,3 %.

Fuera del gigante asiático, el cuarto mayor vendedor mundial de ‘smartphones’ ingresó un 30,3 % más que en 2018, alcanzando los 91.200 millones de yuanes (12.849 millones de dólares, 11.747 millones de euros).

La compañía celebra en su informe el éxito en Europa Occidental, donde las ventas de teléfonos inteligentes crecieron un 115,4 % durante el último trimestre de 2019. En España, Xiaomi asegura ser ya el segundo mayor vendedor de teléfonos, con un crecimiento interanual del 65,7 %.

La firma, con sede en Pekín, también hizo pública hoy su inversión de 2019 en investigación y desarrollo (I+D), que aumentó un 29,7 % hasta los 7.493 millones de yuanes (1.056 millones de dólares, 965 millones de euros).

De cara al futuro, la tecnológica seguirá enfocándose en la innovación, centrándose en los campos del IoT y de las redes de quinta generación (5G), y tratará de reforzar su presencia en mercados internacionales donde ya tiene éxito como India, el Sudeste Asiático, Europa o Latinoamérica.

No obstante, el informe también alude a la incertidumbre generada por la pandemia de la COVID-19 ya que, pese a que su capacidad productiva ya se ha recuperado a cerca de un 90 % de la habitual, sus ventas en el extranjero se verán afectadas por la expansión internacional del virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí