Lima.- Perú ha decidido, en una medida sin precedentes, abrir la caja donde guardaba los ahorros fiscales de las últimas décadas para contener la pandemia de la COVID-19, después de registrar 950 casos y 24 muertes, y para sostener la reactivación de la economía cuando acabe la cuarentena.

Desde el inicio de la inmovilización de la población, el pasado 16 de marzo, el Gobierno del presidente Martín Vizcarra fue analizando los escenarios que afrontaría la población, de unos 30 millones de habitantes, dado que confinarla en sus casas provocaría un grave problema de supervivencia, pues el 70 % vive de ingresos informales.

Estas son las cinco claves de las medidas adoptadas por el Gobierno, lideradas por la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, para asegurar que no se rompa la cadena de pagos y, luego de la emergencia, se puedan mantener los puestos de trabajo y la actividad de las industrias más golpeadas:

1. BONO PARA NUEVE MILLONES DE HABITANTES

La primera medida adoptada por el Gobierno ha sido la entrega de un bono por 380 soles (108 dólares), que duplicará en abril, para 3,5 millones de hogares pobres en el país, que equivale a asegurar la manutención de nueve millones de habitantes vulnerables.

En este grupo están al menos 800.000 familias de trabajadores informales, que viven con los ingresos que generan al día y que se concentran sobre todo en las grandes ciudades de la costa.

El Ejecutivo ha previsto invertir 300 millones de soles (85 millones de dólares) en la entrega de este bono y además ha ordenado una transferencia de 57 millones de dólares a 1.874 municipios del país para que entreguen canastas con alimentos a otros 2,5 millones de hogares más necesitados.

2. DISPONIBILIDAD DE FONDOS PARA TRABAJADORES FORMALES

Para la población con un trabajo formal, el Gobierno aprobó que los empleados puedan retirar hasta 2.400 soles (685 dólares) de sus cuentas individuales de Compensación por Tiempo de Servicios (CTS), un fondo intangible al que se puede acceder al quedar desempleado, que podría poner 4.400 millones de soles (1.250 millones de dólares) en los bolsillos.

Esta medida para dar liquidez a los trabajadores en esta situación inédita se suma a la suspensión temporal por dos meses del descuento de aproximadamente 12 % del salario que hacen las empresas para depositarlos en los Fondos Privados de Pensiones de sus trabajadores.

La suspensión del aporte de abril y mayo representará unos 10.000 millones de soles (2.800 millones de dólares) que las empresas devolverán a sus trabajadores en el salario de ese mes.

Para los que están desempleados desde los últimos 12 meses, el Gobierno autorizó el retiro de hasta 2.000 soles (571 dólares) de sus Fondos Privados de Pensiones, lo que representará un beneficio para 2,6 millones de personas que estarán en condiciones de retirar 5.300 millones de soles (1.500 millones de dólares).

El Gobierno peruano también anunció que subsidiará hasta un 35 % de los salarios de los empleados que ganen menos de 1.500 soles mensuales (428 dólares).

3. LINEAS DE CRÉDITO PARA LAS EMPRESAS

El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) anunció una línea de crédito por 30.000 millones de soles (8.500 millones de dólares) para préstamos para las empresas con garantías con el fin de ayudarlas a afrontar la paralización durante cuatro semanas, el plazo que durará el confinamiento obligatorio en Perú.

Además, el ente emisor bajó la tasa de referencia de interés a 1,25 % para que el mercado financiero pueda ofrecer productos con mejores condiciones a sus clientes.

Después de dudar inicialmente, la banca privada acordó congelar las cuotas de sus préstamos y reprogramarlos por hasta 90 días.

4. PLAN DE REACTIVACIÓN PARA LA ECONOMÍA

Luego de haber estimado un alza de la economía en 2020 por 4 %, los analistas calculan que la pandemia provocará un derrumbe y se quedará cerca del cero por ciento de crecimiento.

La ministra de Economía explicó que el Ejecutivo tiene un plan de reactivación de la economía con una inyección de 30.000 millones de soles (8.500 millones de dólares) para las empresas.

El plan buscará ofrecer una combinación de subsidios y beneficios tributarios para sectores severamente golpeados, como el turismo.

5. PLAN POR 25.500 MILLONES DE DÓLARES

La titular de Economía afirmó que Perú invertirá 12 % de su producto interno bruto para afrontar el impacto económico de la pandemia porque se trata de una emergencia “sin precedentes”.

Alva calculó en 30.000 millones de soles (8.500 millones de dólares) el gasto del Gobierno en la etapa de contención, que incluye proveer de recursos a los centros de salud para atender a los pacientes, y una cifra similar en la línea de crédito para las empresas.

Asimismo, otros 30.000 millones de soles (8.500 millones de dólares) para la recuperación de la economía postCovid-19 con inversiones de gasto público, beneficios tributarios y mejoras a la calidad regulatoria .

La ministra defendió las medidas al afirmar que el país tiene “la espalda fiscal para tomar medidas audaces, pero necesarias” en este momento de emergencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí