Londres.- El Gobierno del Reino Unido ha aceptado 37 cuadros realizados por el antiguo primer ministro Winston Churchill como pago de las impuestos de sucesión por parte de sus descendientes.

Tras el fallecimiento el pasado mayo de Mary Soames, la última superviviente de los cinco hijos de Churchill, a los 91 años, los herederos de su patrimonio han entregado al Estado las obras, valoradas en 14,3 millones de dólares, como exención del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Churchill, jefe del Gobierno británico de 1940 a 1945 y de 1951 a 1955, se aficionó a la pintura a los 40 años y en los cuadros entregados al Estado mostró instantes de su vida privada, como momentos con su familia, vacaciones fuera del Reino Unido -sobre todo en Francia-, y su pasión por los jardines.

El antiguo primer ministro, y Premio Nobel de Literatura en 1953, pintó más de 500 cuadros, muchos de ellos en la mansión de Chartwell, en el condado de Kent (sur de Inglaterra), residencia de la familia Churchill.

35 de las 37 obras adjudicadas a la organización de protección del patrimonio National Trust se seguirán exhibiendo en Chartwell, tal y como precisó Soames en su testamento.

Los otros dos cuadros, “Coast Scene near Cannes”, de 1935, y “View From a Bathing Hut at the Miami Surf Club”, de 1946, permanecerán en sus sedes actuales: la Cámara de los Comunes y las llamadas Salas de la Guerra, en el subsuelo del centro de Londres.

Otras de las pinturas que ha aceptado el Estado son un retrato del político John Lavery y un lienzo de la Copa de Oro Aly Khan, ganada por el caballo de Churchill “High Hat”.

El secretario de Estado británico de Cultura, Ed Vaizey, dijo que las obras de Churchill “dan la oportunidad de apreciar el talento artístico de un hombre que fue una figura fundamental en la política mundial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí