Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco se unió este domingo al llamamiento de las Naciones Unidas para decretar un alto al fuego global que permita hacer frente a la pandemia del coronavirus e instó a la creación de corredores para la ayuda humanitaria, durante el rezo del Ángelus celebrado en el interior del palacio pontificio.

“Me uno a todos los que han aceptado este llamamiento e invito a todos a seguirlo deteniendo cualquier forma de hostilidad bélica, favoreciendo la creación de corredores para la ayuda humanitaria, abriéndose a la diplomacia y la atención a quienes se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad”, dijo Francisco.

El papa argentino deseó que “el empeño conjunto contra la pandemia pueda llevar a todos a reconocer nuestra necesidad para fortalecer los lazos fraternos como miembros de una familia humana”.

Y que ello despierte en “los líderes de las naciones y otras partes interesadas un compromiso renovado para superar la rivalidad”.

“¡Los conflictos no se resuelven mediante la guerra! Es necesario superar los antagonismos y los contrastes, a través del diálogo y de una búsqueda constructiva de la paz”, agregó Francisco.

El rezo del Ángelus desde hace tres semanas se celebra en la biblioteca del palacio apostólico y se emite en directo por los canales vaticanos, ya que se cerrado la plaza de San Pedro por el coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí