Quito.- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó este jueves de la fumigación de las calles de las zonas más afectadas de la provincia costera del Guayas, que concentra la mayor parte de los casos de coronavirus en Ecuador.

“Redoblamos esfuerzos para enfrentar la emergencia sanitaria! En alianza público-privada iniciamos el proceso de fumigación de calles en Guayaquil, Samborondón, Daule y Durán. Trabajando juntos venceremos al COVID-19”, escribió el gobernante en su cuenta de Twitter.

Junto a su mensaje, el jefe de Estado incluyó un video nocturno en el que se aprecia equipos que fumigan las calles.

En el mensaje se adelanta que cuadrillas de fumigación acudirán en la próximas horas a otros cantones del Guayas para realiza el mismo trabajo a fin de prevenir la expansión del virus.

Según el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), en Ecuador hay 1.211 casos confirmados de COVID-19, 885 de los cuales están en el Guayas (suroeste).

Además, hay 1.692 casos sospechosos y 29 reportes de fallecimientos por el coronavirus.

Del total de casos confirmados, 1.028 están estables en aislamiento domiciliario y 151 están hospitalizados, de los cuales 64 tienen pronóstico reservado.

Después del Guayas, las provincias más afectadas son Pichincha -cuya capital es Quito- con 108 casos, Los Ríos (40), Manabí (38) y Azuay (31).

De acuerdo al más reciente reporte oficial, 21 de las 24 provincias del país reportan algún caso de coronavirus.

Las tres únicas sin reportes, de acuerdo a ese informe, son Zamora Chinchipe, Napo y Orellana, todas en la Amazonía.

El presidente Moreno dispuso que, desde ayer, regirá en todo el territorio nacional un nuevo horario de toque de queda, que irá entre las 14.00 horas y las 05.00 de la mañana, “excepto para las actividades esenciales”.

Hasta el pasado martes, el toque de queda en el país, salvo en Guayas, la provincia más afectada, así como Santa Elena y Galápagos, era de las 19.00 a las 05.00 horas.

En las tres provincias mencionadas, el toque de queda hasta el martes regía desde las 16.00 a las 05.00 horas.

El jefe de Estado advirtió que “¡Quien incumpla será sancionado!”, en una primera ocasión con el pago de 100 dólares de multa, por segunda vez con un salario básico (400 dólares) y por tercera ocasión con una pena de prisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here