Santo Domingo.- Efectivos de diversas instituciones del Estado fumigaron y desinfectaron este jueves, de forma masiva, zonas del municipio de San Francisco de Macorís, donde una actividad benéfica celebrada la semana pasada se convirtió en un foco de contagio del coronavirus.

Un total de 17 camiones fumigadores con bomba London y cuatro camiones cisterna con 10,000 galones de agua con hipoclorito de sodio se trasladaron a la localidad cabecera de la provincia Duarte, donde se han confirmado 43 contagios, para realizar las labores de descontaminación de toda el área donde se detectaron casos de la enfermedad.

Además, 25 operarios pertrechados con trajes aislantes utilizan mochilas de fumigación con moto bomba al hombro, informó el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) en un comunicado de prensa.

Las motobombas y los camiones fumigadores forman parte de la Unidad de Combate a Plagas Tropicales del Programa de Asuntos Sociales de Obras Públicas.

A las labores de higiene y desinfección también se integraron brigadas del programa de Mantenimiento de Carreteras quienes se encargan del desbroce y limpieza de la zona donde están siendo habilitados los centros de aislamiento donde serán recluidas las personas afectadas por el COVID-19.

Las labores realizadas por los soldados de la Comisión Militar y Policial también forman parte de los trabajos que realiza el Gobierno para poner en condiciones habitables los lugares donde ingresarán las personas infectadas para evitar la propagación del virus.

El Hospital General Docente de la Policía, áreas del Hospital General Plaza de la Salud, el Departamento de Aviación Civil y sectores de San Francisco de Macorís han sido desinfectados para contrarrestar la enfermedad.

En la jornada de descontaminación masiva participan efectivos de la Comisión Militar y Policial del MOPC, Ministerio de Defensa, Ejército de República Dominicana, Instituto Nacional de Agua Potable (Inapa), el Centro de Operaciones de Emergencias, el Ministerio de Salud Pública y la Defensa Civil.

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, indicó esta mañana que en la ciudad de San Francisco de Macorís existe un “alto nivel de contaminación” y de circulación comunitaria del virus, por lo que pidió la colaboración de toda la ciudadanía en relación a las medidas de prevención que se empezaron a tomar ayer y se aplicarán de forma gradual.

Esta semana se conoció que monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, obispo de San Francisco de Macorís, así como los senadores José Hazim Frappier y Rubén Darío Cruz dieron positivo en las pruebas para detectar el coronavirus tras participar todos ellos en la actividad de recogida de fondos.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here