San José.- Costa Rica contabiliza hasta este lunes 158 casos de coronavirus COVID-19, lo que significa 24 más que el domingo, y el Gobierno anunció el cierre de todas las playas del país, así como la restricción para la circulación de vehículos a partir del martes entre las 22.00 y las 05.00 hora local.

Estas medidas fueron anunciadas este lunes por el presidente Carlos Alvarado en una videoconferencia de prensa, en la que insistió en el llamado a fortalecer las medidas higiénicas y el aislamiento social, especialmente de los adultos mayores, quienes son los más vulnerables a sufrir complicaciones.

El endurecimiento de las medidas preventivas incluye el cierre al público de todas las playas del país, la restricción para la movilización de vehículos con algunas excepciones y el cierre de todos los templos religiosos y cultos.

“Procedemos al cierre obligatorio de templos y cultos, esto se ha hecho en diálogo con los lideres religiosos de las principales denominaciones del país”, afirmó Alvarado.

Quien no cumpla con la restricción de circulación de vehículos será multado. Quedan excluidos de la restricción el transporte de carga, de mercaderías, de alimentos, vehículos de emergencia, de medios de comunicación, entre otros.

El Gobierno también anunció que todo extranjero residente o con algún estatus legal perderá esa condición automáticamente si sale del país a partir del martes.

Desde la semana pasada, Costa Rica tiene cerradas sus fronteras al ingreso de extranjeros, pero aún operan vuelos de salida del país, de acuerdo a cada aerolínea.

Por su parte, el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social, Román Macaya, declaró que los hospitales del país están bien preparados para atender la emergencia, pero aclaró que se deben seguir las medidas preventivas, pues un contagio masivo no lo soporta ningún sistema de salud del mundo.

Macaya detalló que la CCSS está reconvirtiendo el Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE) en un hospital dedicado únicamente a la atención del coronavirus que comenzará a operar esta semana.

Los datos oficiales indican que desde la detección del primer caso el pasado 6 de marzo, Costa Rica contabiliza un total de 158 personas contagiadas, de las cuales dos han muerto (ambos hombres de 87 años) y dos han sido dados de alta.

En la actualidad hay 9 personas hospitalizadas, de las cuales 3 se encuentran en unidades de cuidados intensivos.

“Estos números van a aumentar, va a haber más casos graves aquí y en todo el mundo porque es un virus muy transmisible. Mi mensaje es que actuemos, que esto es un reto histórico, si actuamos de forma responsable, quienes vayan a enfermar gravemente les vamos a poder dar la oportunidad de prolongar su vida en una unidad de cuidados intensivos”, declaró el ministro de Salud, Daniel Salas.

El funcionario recalcó que el objetivo de las medidas de aislamiento y restrictivas es evitar “que nos infectemos todos de un solo tiro”.

Otras acciones ordenadas por el Gobierno días atrás han sido la suspensión del curso lectivo, actividades deportivas y eventos masivos, así como el cierre de sitios de entretenimiento y reunión como bares, discotecas, casinos, parques y parques nacionales.

También se están implementando medidas económicas como moratorias fiscales y reducción de jornadas laborales para paliar los impactos del coronavirus; se ha ordenado el teletrabajo al máximo posible y se ha pedido a la población no salir de casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí