Nueva York.- Wall Street cerró este miércoles con pérdidas del 6,3 % en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, tras otra jornada volátil marcada por las ventas de pánico relacionadas con el impacto económico del coronavirus, que también hicieron bajar el precio de valores seguros como la deuda pública y el oro a medida que los inversores buscaban liquidez.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones se moderó durante los últimos minutos y bajó 1.338,46 puntos, saltando la barrera psicológica de los 20.000 enteros y situándose en los 19.898,92, cerca de los niveles en los que estaba antes de la victoria electoral del presidente Donald Trump en 2016.

El selectivo S&P 500, que a media sesión obligó a paralizar el parqué durante 15 minutos por cuarta vez en diez días al alcanzar una caída del 7 %, terminó recortando un 5,18 % o 131,09 puntos, hasta 2.398,10 enteros; mientras el índice compuesto del mercado Nasdaq descendió un 4,70 % o 344,94 puntos, hasta 6.989,84 enteros.

El parqué neoyorquino recuperó algo de terreno a última hora, cuando trascendió que había sido aprobado en el Senado un plan de ayuda para ampliar la baja remunerada de los trabajadores y paliar los efectos del Covid-19, aunque está todavía pendiente de aprobación por parte de los legisladores un plan de estímulo fiscal multimillonario propuesto por el Gobierno de Trump.

Los analistas del parqué señalaron hoy la drástica subida del rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, después de que la Casa Blanca desgranara en la víspera ese paquete de estímulos de cerca de un billón de dólares, entre aplazamientos del pago de impuestos, asistencia a sectores especialmente afectados como las aerolíneas u hoteles y entrega de efectivo a los ciudadanos.

El economista Paul Krugman, ganador de un premio Nobel, señaló que el alza en los tipos es reflejo del “pánico financiero” de los inversores por obtener liquidez: “Ahora está más claro que el alza en los rendimientos de los bonos no refleja optimismo por el estímulo, refleja un completo pánico financiero, con los inversores vendiendo lo que pueden para acumular efectivo”.

El rendimiento bono de la deuda pública a 10 años se situaba al cierre de Wall Street en el 1,172 %, y el oro en 1.485,80 dólares la onza.

En una nota, los analistas de Moodys destacaron que la “rápida y amplia propagación del brote de coronavirus, el deterioro de las previsiones económicas globales, la caída de los precios del petróleo y los activos están creando un ‘shock’ crediticio severo y extenso en muchos sectores, regiones y mercados”.

“Los sectores más expuestos al ‘shock’ son los más sensibles a la demanda del consumidor y la confianza, incluyendo las aerolíneas, hostelería y cruceros, los fabricantes de automóviles y aquellos en el sector del petróleo y el gas”, agregaron.

Entre los sectores corporativos agrupados en el S&P, hoy resultó especialmente perjudicado el energético (-14 %) coincidiendo con la histórica caída (-24 %) del barril de Texas, que ha dejado el crudo estadounidense a niveles de hace 18 años, en 20,47 dólares.

También descendieron con fuerza el financiero (-8,85 %) y el inmobiliario (-7,46 %).

Entre los 30 valores del Dow Jones, encabezaron las pérdidas Chevron (-22,12 %), Boeing (-17,92 %) y Travelers (15,27 %).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí