Nueva York.- Wall Street cerró con ganancias este jueves y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 0,95 %, con los mercados impulsados por el sector energético y rompiendo la tendencia negativa de los últimos días tras las medidas tomadas por los bancos centrales para proteger la economía frente a la crisis del coronavirus.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones remontó 188,27 puntos, situándose en unos 20.087,19 enteros, con avances destacados de grandes cotizadas como McDonald’s (9 %), Walt Disney (6,9 %) y Goldman Sachs (6,7 %).

El selectivo S&P 500 progresó un 0,47 % u 11,29 puntos, hasta 2.409,39 enteros; y el índice compuesto del mercado Nasdaq ascendió un notable 2,30 % o 160,73 puntos, hasta 7.150,58, aupado por firmas tecnológicas como Amazon (2,8 %), Netflix (5,3 %) o Facebook (4,2 %).

Por sectores, encabezó las ganancias con diferencia el energético (6,75 %), vinculado a la fuerte subida del petróleo de Texas, que hoy vivió su mejor jornada de la historia al dispararse un 23,8 %, hasta los 25,22 dólares el barril.

Le siguieron las empresas de bienes no esenciales (3,4 %) y financieras (2,25 %), mientras que al otro extremo las perdedoras fueron las de servicios públicos (-5,47 %).

El parqué neoyorquino ha tenido una jornada algo volátil: el Dow comenzó con pérdidas en torno al 3 % pero en cuestión de una hora volvió al territorio verde y se mantuvo lo suficiente como para volver a saltar la barrera psicológica de los 20.000 puntos, de la que se había descolgado ayer.

Según los analistas, los inversores han reaccionado con alivio a las últimas medidas de los bancos centrales: el Banco Central Europeo anunció anoche de urgencia un programa de compra de bonos de 750.000 millones de euros (unos 810.000 millones de dólares), un plan similar al que ya anunció este mes la Reserva Federal para inyectar un billón de dólares en el sistema financiero estadounidense.

Ademas, la Fed anunció el miércoles que dará apoyo a fondos del mercado monetario.

Wall Street sigue a la espera de que los legisladores aprueben un plan de estímulo fiscal multimillonario propuesto por el Gobierno de Donald Trump, que incluiría aplazamientos del pago de impuestos, asistencia a sectores especialmente afectados como las aerolíneas u hoteles y entrega de efectivo a los ciudadanos.

Mientras tanto, Trump afirmó hoy que no se opondría a prohibir a las corporativas que hagan recompras de acciones si reciben fondos federales de rescate para afrontar el brote de coronavirus.

Esta semana el parqué tuvo otro “lunes negro” con caídas no vistas desde 1987, y han seguido jornadas marcadas por las ventas de pánico para obtener liquidez que, además de hundir la Bolsa, han impactado en activos seguros como la deuda pública y el oro, cuyos precios han bajado.

Pese al cierre positivo de la Bolsa esa tendencia continuaba: el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años -rendimiento y precio operan a la inversa- se situaba en 1,167 % y la onza de oro en 1.474 dólares.

Este jueves trascendió que el número de solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. aumentó por encima de lo esperado la semana pasada, hasta un total de 281.000 peticiones, muestra del impacto económico del Covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí