Tegucigalpa.- La ministra de Salud de Honduras, Alba Consuelo Flores, informó este miércoles que los casos confirmados de coronavirus en el país centroamericano aumentaron de nueve a doce, y las autoridades anunciaron la compra de insumos y materiales para hacer frente al virus.

“A pesar de todas las medidas de protección que se han implementado para salvaguardar la vida de la población, el 17 de marzo (ayer) mediante pruebas realizadas en el Laboratorio Nacional de Virología se confirmaron tres nuevos casos”, dijo Flores en una comparecencia de prensa.

Con estos tres nuevos casos se eleva a doce el número de pacientes positivos de COVID-19, indicó Flores, quien señaló que los contagiados son una mujer de 66 años, un hombre (46) y un niño de 4 años.

La funcionaria indicó que la mujer tiene nexo epidemiológico con el noveno caso confirmado, quien permanece ingresado en un hospital de San Pedro Sula, norte del país.

El undécimo caso, el del hombre, tiene nexo epidemiológico con el primer caso confirmado, que también permanece hospitalizado en la capital hondureña.

El duodécimo es de un niño de 4 años, procedente de San Antonio (Texas, EE.UU.), que llegó recientemente al municipio de El Triunfo, departamento sureño de Choluteca, fronterizo con Nicaragua, añadió.

AUTOAISLADOS

Flores aseguró que los tres nuevos pacientes están “en autoaislamiento” y son “monitoreados permanentemente” por personal médico.

La Secretaría de Salud mantiene “cercos epidemiológicos en las zonas donde ya se confirmaron casos de coronavirus, con el fin de aplicar las medidas de contención para evitar la propagación del virus”, enfatizó.

Exhortó a la población a acatar “las instrucciones” impuestas por el Gobierno y “tomar todas las medidas de prevención y precaución”.

Las autoridades sanitarias continúan con el protocolo de seguimiento a los contactos de las personas afectadas y las acciones de vigilancia, según la segunda fase del plan para la contención y respuesta oportuna a nivel nacional y evitar la propagación de COVID-19 y mitigar los impactos negativos tanto en salud como en la economía.

MATERIAL SANITARIO

El vocero del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Francis Contreras, confirmó que el Gobierno ha comprado equipo biométrico para atender los contagiados de COVID-19, aunque aseguró que el país “no tiene pacientes graves que los necesiten”.

“En el mundo estos equipos están escasos”, enfatizó Contreras, quien señaló que el equipo llegó hoy a Tegucigalpa.

Detalló que entre el equipo figuran 140 respiradores, 90 succionadores y reactivos para realizar 4.200 pruebas de detección de coronavirus.

“Estos respiradores nos van ayudar a salvar vidas si se presenta la necesidad”, enfatizó Contreras, quien anunció que el Gobierno sigue buscando la posibilidad de comprar más equipo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí