Managua.- Estados Unidos recomendó este martes a sus ciudadanos considerar abandonar Nicaragua cuanto antes, debido a que el sistema de salud nicaragüense se puede ver abrumado cuando se detecte el primer caso de coronavirus en este país centroamericano.

En una alerta de salud, la embajada estadounidense en Managua aseguró que ha aconsejado a sus empleados y familiares que pueden ser vulnerables al COVID-19 a que consideren abandonar Nicaragua.

“Los turistas ciudadanos estadounidenses también deben considerar avanzar en sus planes de salida de Nicaragua antes de que el sistema de salud nicaragüense se vea abrumado y los vuelos no estén disponibles”, continuó.

La delegación diplomática observó que hasta ahora el Gobierno de Nicaragua no ha confirmado casos de COVID-19, pero tampoco ha impuesto restricciones ni políticas de cuarentena debido al brote mundial.

A partir de este martes, la embajada de Estados Unidos en Managua suspendió todos los servicios de visas de inmigrantes y no inmigrantes hasta el 1 de abril, para cumplir con la recomendación de los Centros de Control de Enfermedades de limitar las reuniones a menos de 50 personas.

EEUU SIGUE PASOS DE ESPAÑA TRAS MARCHA SANDINISTA

Estados Unidos se convierte en el segundo país que pide a sus ciudadanos abandonar cuanto antes Nicaragua, luego de que en este país se realizara una marcha multitudinaria convocada por los sandinistas.

El domingo pasado España solicitó a sus turistas que se encuentran en tierras nicaragüenses que adelanten sus viajes para evitar complicaciones con las conexiones aéreas, y agregó que “las prestaciones sanitarias locales (de Nicaragua) podrían no ser asimilables a las de España”.

Las autoridades de Salud de Nicaragua no han detectado hasta el momento casos del coronavirus COVID-19.

Nicaragua, a diferencia del resto de países de Centroamérica, no ha decretado ningún tipo de alerta o emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

Tampoco ha restringido la entrada ni movilidad en el territorio a ningún viajero, y ha dicho que no establecerá ningún tipo de cuarentena a los potenciales afectados.

El sábado pasado, el Gobierno de Nicaragua organizó una marcha multitudinaria denominada “Amor en tiempos del COVID-19”, en la que miles de simpatizantes sandinistas y trabajadores marcharon por la capital, pero sin la presencia de los convocantes y homenajeados, el presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

El Ministerio de Salud, que es el único que tiene las pruebas de laboratorio para confirmar los casos sospechosos de coronavirus, no ha informado cuántas pruebas ha realizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí