San Salvador.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó este lunes el cierre de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional “Óscar Arnulfo Romero” ante la llegada de un vuelo comercial procedente de México en el que supuestamente viajan 12 personas contagiadas con el COVID-19.

“La pista del aeropuerto de El Salvador queda cerrada a aviones que no sean de carga hasta nuevo aviso. Los aviones en camino deberán cambiar plan de vuelo”, publicó el mandatario en sus redes sociales.

Bukele añadió que “tenemos información de 12 casos ya confirmados positivos de #COVID19 en esos vuelos”, por lo que “ningún vuelo de pasajeros podrá aterrizar en suelo salvadoreño”.

Se trata, según el mandatario, de un vuelo procedente de México que tiene programada su llegada a El Salvador a las 18:50 que “trae 12 casos confirmados”.

“Qué irresponsables las autoridades mexicanas. Esos pacientes deberían estar aislados, no circulando en el aeropuerto”, apuntó el jefe de Estado salvadoreño, quien recalcó que “el avión no podrá ingresar al país”.

La aerolínea Avianca, que posee un punto de conexión en El Salvador, anunció en su cuenta de Twitter para Centroamérica que el vuelo AV431 “ha sido cancelado”, por lo que “este no ha sido abordado y los pasajeros están siendo debidamente informados”.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, aseguró que dicho vuelo se detuvo porque “se suspendieron todos los vuelos a San Salvador.

El jefe de la diplomacia mexicana también le pidió al mandatario salvadoreño que le comparta “cuales son los 12 casos de coronavirus que menciona y donde se confirmaron”.

También te podría interesar:   El Salvador cumple seis meses del primer caso de COVID-19 con una sospecha de rebrote

“Es lo responsable en este y en cualquier otro caso”, concluyó Ebrard.

El presidente salvadoreño amplió este lunes las medidas para tratar de contener el virus y ordenó que los empleados públicos y privados que padezcan enfermedades crónicas permanezcan en sus casas con goce de sueldo por 30 días.

Esto se suma al resguardo de los empleados mayores de 60 años y mujeres embarazadas, medida que fue ordenada la noche del domingo.

Bukele también mandó que los trabajadores estatales que no sean “extremadamente necesarios” para brindar “servicios públicos vitales” se queden en sus lugares de residencia.

Al cierre de bares y discotecas también se sumó la clausura por 14 días del gimnasios y centro de elaboración y emisión de documentos de identidad.

El presidente también prohibió las reuniones que superen las 50 personas y solicitó un estado de excepción por 15 días, que fue aprobado por la Asamblea Legislativa.

“Estas medidas son de carácter urgente y de obligatorio cumplimiento”, subrayó Bukele.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, más 1.500 personas se encuentran en cuarentena en 31 “centros de contención” y al menos 67 casos resultaron negativos en la pruebas de laboratorio, aunque estos no se han manejado oficialmente como sospechosos.

El Gobierno de El Salvador informó este lunes de que está en proceso la compra de 6.000 unidades de medicamento antiviral utilizado en China.

Además, señaló que “mantiene gestiones con laboratorios de todo el mundo que están en fase de prueba de una vacuna contra el coronavirus”.

La pandemia del COVID-19 avanza por Centroamericana y ya afecta a Costa Rica, Honduras, Guatemala y Panamá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.