Nueva York,  (EFE).- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reafirmó este viernes su decisión de no cerrar los colegios de la ciudad porque considera que esa medida creará otra serie de dificultades pese a que la urbe registra ya 154 casos confirmados de coronavirus, 59 más que la jornada anterior.

“¿Qué creen que pasaría si dejas sin colegio a los niños durante 3 meses? ¿Creen que se van a quedar en casa en cuarentena? No, se van a ir con los amigos”, dijo De Blasio en una rueda de prensa, que señaló que muchos padres necesitan que los centros educativos permanecen abiertos para poder seguir trabajando.

Apuntó asimismo que el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) también ha asegurado que “los menores que queden sin supervisión van a crear toda una serie de retos”.

Vaticinó además que el cierre de los colegios supondría probablemente la suspensión de clases durante el resto del calendario escolar o incluso durante el resto del 2020, y aunque insistió en que de momento los centros educativos permanecerán abiertos, dijo que esa decisión podría cambiar según avance la situación.

De Blasio anunció 59 nuevos casos de coronavirus en la ciudad de Nueva York, por lo que el total ha ascendido a 154, de los cuales 30 están hospitalizados, 21 de ellos en cuidados intensivos.

En concreto, 35 de los infectados residen en Manhattan, 75 en Brooklyn, 26 en Queens, 13 en El Bronx y 5 en Staten Island.

El alcalde quiso tranquilizar a los ciudadanos explicando la extensa capacidad hospitalaria de Nueva York.

También te podría interesar:   El Observatorio eleva a 2.707 las muertes sospechosas de COVID-19 en Nicaragua

“Tenemos el mayor número de hospitales y el mayor número de doctores de todo el país. No hay mejor lugar en EE.UU. en el que estar en una situación así”, aseveró.

Sin embargo, se quejó de la falta de mascarillas N95, considerado el modelo óptimo para prevenir el contagio del coronavirus, para el personal sanitario y de las fuerzas de seguridad, que señaló es responsabilidad del Gobierno federal.

“Hay 503.000 mascarillas N95 en Nueva York, pero nos gustaría tener más y hemos pedido 2,2 millones más, de las que se nos han aprobado 76.000”, concretó.

Señaló que no han recibido respuesta a una petición de 800.000 protectores faciales y 600.000 guantes quirúrgicos: “La gestión de crisis es algo que ha estado haciendo EE.UU. durante décadas y no entendemos qué está pasando”, dijo De Blasio sobre las agencias federales.

Los 154 casos de la ciudad de Nueva York colocan a la Gran Manzana prácticamente en los niveles del condado de Westchester (158 casos), una zona a sus afueras donde se ha registrado el principal brote de la Costa Este de EE.UU., en torno a la localidad de New Rochelle.

Medio centenar de personas están hospitalizadas en el estado de Nueva York con COVID-19, de las cuales trece están en cuidados intensivos, según explicó el gobernador.

Este viernes comienzan a aplicarse en el estado nuevas medidas para tratar de contener el virus, incluida la prohibición de congregaciones de más de 500 personas que ya comenzó a aplicarse la víspera en los teatros de Broadway, obligados a cerrar. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.