Santo Domingo.- Las manifestaciones multitudinarias ocurridas en la República Dominicana como reacción a la suspensión de las elecciones municipales del 16 de febrero pueden ser un viento a favor de la oposición en los comicios locales que se celebran el próximo domingo.

Así lo consideran los politólogos Rosario Espinal y Celedonio Jiménez, para quienes las protestas de miles de personas -en su mayoría jóvenes- reflejan un descontento con el Gobierno y la frustración de una parte de los dominicanos ante fenómenos como la corrupción y la impunidad.

Durante casi dos semanas, miles de personas exigieron ante la sede de la Junta Central Electoral (JCE) explicaciones sobre el frustrado proceso electoral, suspendido cuatro horas después de su inicio debido a problemas técnicos en el sistema de voto automatizado que se utilizaría en 18 de los 158 municipios del país.

Esos indignados irán este domingo a las urnas para las elecciones municipales y volverán dentro de dos meses, el 17 de mayo, para las presidenciales y legislativas que podrían cambiar el mapa político del país, que ahora está dominado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tanto a nivel nacional como local.

EL DESCONTENTO POPULAR

“Pienso que la gente que protestó se va a inclinar por los partidos de oposición, porque las protestas, además de exigir explicaciones por la suspensión de las elecciones, expresaron también un descontento con el Gobierno; entonces en esas protestas hay una ola, digamos, crítica del Gobierno”, asegura Espinal a Efe.

Para esta catedrática, aunque los indignados trataron de mantener el movimiento alejado de influencias partidarias, durante las protestas se expresó con fuerza el eslogan: “se van”, que es utilizado básicamente contra el PLD, partido que está en el poder desde 2004.

También te podría interesar:   Marino Zapete demandará a la hermana de exprocurador por difamación e injuria

“Entonces, pienso que mucha de la gente que ha protestado está en contra del Gobierno, es crítica del Gobierno”, sostiene Espinal, para quien las protestas podrían aumentar la participación electoral en las elecciones municipales, sobre todo de jóvenes de las capas media y media alta de la sociedad, “donde generalmente hay más nivel de abstencionismo”.

El sociólogo Jiménez, de su lado, consideró que la suspensión de las municipales y la inmediata protesta contra la JCE, favorecerá “significativamente” a la oposición este domingo, ya que “gran parte” de la población “ha intuido” que lo ocurrido el 16 de febrero no fue fortuito, sino que obedeció a acciones de “truculencia” por parte de sectores vinculados al Gobierno o al oficialismo.

LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO

“Pienso que también esta situación se constituyó en la gota que llenó la copa, recordemos las grandes ‘marchas verdes’ que se produjeron en 2017”, dijo en alusión a una oleada de protestas contra la corrupción, desatadas después de destaparse el caso Odebrecht, que salpicó a varios políticos, sin que ninguno haya sido condenado.

“Ya hay una acumulación de hastío de los jóvenes que estaban alejados del quehacer político por sus críticas a las actitudes incorrectas del sector político”, opinó el también catedrático.

En ese punto, afirmó que el movimiento de protesta no fue partidista, pero sí político, porque se plantearon consignas en defensa de la democracia, contra la impunidad y la corrupción, y a favor de los intereses patrios.

“Aunque aparentan espontáneos, este tipo de procesos sociales van acumulando determinadas frustraciones, y llega un momento en el que explotan, son movimientos que se vienen incubando como resultado de determinadas prácticas (…) hay bases objetivas y subjetivas que motivan, en este caso la suspensión de las elecciones, para constituirse en la gota que derramó el vaso”, opinó Jiménez.

También te podría interesar:   Una localidad salvadoreña implementa peculiar método para la distancia social

LAS MUNICIPALES, TERMÓMETRO PARA LAS PRESIDENCIALES

El politólogo vaticinó que las elecciones del domingo se constituirán en un “termómetro” de lo que sucederá en las presidenciales y legislativas del 17 de mayo, en las que se elegirá al sucesor del mandatario, Danilo Medina.

“(Las municipales) serán un factor de promoción al candidato que su expresión política sea favorecida, y se van a convertir en contención o en contracción para la expresión política que sea desfavorecida en estas elecciones del domingo”, enjuició.

El oficialismo y la oposición se han acusado mutuamente del fracaso de las elecciones, en tanto la Organización de Estados Americanos (OEA), a solicitud del Gobierno y de la JCE, realiza una auditoría al proceso de voto automatizado.

La OEA ha dado seguridades de que este proceso estará concluido antes de las elecciones presidenciales y congresuales, mientras las elecciones del domingo se celebrarán con el sistema de voto manual. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.