Viena/Budapest.- Los gobiernos de Austria y de Hungría anunciaron este miércoles nuevas restricciones de la vida pública y de viajes para enfrentar el avance del coronavirus.

En Austria, donde este miércoles por la tarde había 264 casos del virus, las clases en todos los colegios serán suspendidas a partir del próximo miércoles hasta después de las vacaciones de Semana Santa, o sea, hasta mitad de abril.

Este cierre se hará de forma escalonada y flexible, con un cierre total para los alumnos mayores de 14 años a partir del lunes y un cierre para los menores a partir del miércoles, siempre con la posibilidad de atender a los jóvenes en las escuelas para facilitar el cuidado para aquellos padres que trabajar.

El gobierno austríaco destacó la importancia de que los niños sean alejados de sus abuelos, ya que este sector de la población corre el mayor riesgo de sufrir graves consecuencias del virus.

Por otra parte, todos los museos públicos y privados de Austria anunciaron su cierre hoy, al menos de aquí al próximo 3 de abril, mientras que el famoso zoo de Viena, el más viejo del mundo, también cerrará sus puertas al público.

Mientras, Las conexiones ferroviarias hacia Italia fueron interrumpidas de forma inmediata, con controles de salud en las fronteras para conductores de trenes de carga y camiones, cuyos traslados seguirán permitidos.

Las dos principales aerolíneas del país, Austrian Airlines (AUA) y Laudamotion (Ryanair), anunciaron la cancelación del 50 % y 30 % de sus vuelos, respectivamente.

En el caso de AUA, unos 7.000 empleados serán colocados en un régimen de jornada reducida, subsidiado por el Estado.

En Hungría, donde se han registrado hasta ahora 13 positivos de coronavirus, el gobierno ultranacionalista declaró este miércoles el estado de emergencia.

Esto comprende un paquete de medidas y restricciones, como la prohibición de entrada al país para personas que lleguen desde Italia, China, Irán y Corea del Sur.

Además, como anunció Austria el pasado lunes, quedan prohibidos todos los eventos públicos de más de 100 personas, mientras que se efectuarán controles en las fronteras con Austria y Eslovenia.

Los húngaros que vuelvan de Italia, China, Irán y Corea del Sur serán puestos en cuarentena doméstica o institucional de 14 días.

También quedan cerradas todas las universidades aunque las escuelas primarias y secundarias seguirán funcionando por ahora.

En Rumanía, al sureste de Hungría, se impuso este miércoles un aislamiento de dos semanas a todas las personas que entran en su territorio procedentes de España, Alemania y Francia, con un régimen más severo, de cuarentena vigilada en centros estatales, para aquellos que lleguen desde Madrid y del norte de Francia.

El número de casos de coronavirus confirmados en Rumanía se ha duplicado en las últimas 24 horas, hasta situarse en 30, de momento sin ningún deceso.

En lo deportivo, se canceló este miércoles el maratón de Viena, previsto para el 19 de abril, igual que en Praga, donde se suspendió el medio maratón del 28 de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí