Madrid, (EFE).- Pese al título de su más reciente sencillo, el ya exitoso “Perdiendo la cabeza” junto a Becky G y Pedro Capó, el mexicano Carlos Rivera lucha por mantener los principios que lo han guiado desde sus inicios, lo que incluye preservar su esfera de privacidad más allá de lo que quiere revelar en sus canciones.

“Hoy los artistas raros somos los que no subimos fotos más personales o íntimas (a redes), ya sean de nuestras parejas o familias. Yo eso me lo guardo para mí”, defiende el músico en una charla con Efe en Madrid, donde actualmente graba el programa de televisión “La Voz”.

La conversación surge en coincidencia con los rumores sobre una supuesta infidelidad a su pareja, Cynthia Rodríguez, o sobre sus preferencias sexuales. “Yo intento mantenerme al margen y he aprendido que es mejor para mí. He preferido darle peso a mi carrera, que bastante esfuerzo me ha costado, y no que se especule con que si quiero tener hijos”, señala.

“No he abierto esa puerta. Respeto a quienes lo hacen, pero creo que se debe respetar a los que no. Quien me quiera conocer, que lo haga por mis canciones”, insiste quien se convirtió con su último disco de estudio, “Guerra” (2018), en el artista que más discos vendió en su México natal.

Haciendo caso omiso al acoso o atención de la prensa rosa, Rivera (Huamantla, 1096) anticipa que, de cara al que será su sexto disco de estudio, “ya para 2021”, no cejará en su empeño de seguir quitándose capas.

“Para mis próximas canciones me estoy yendo a escarbar un poco más dentro de mí”, reconoce.

También te podría interesar:   Lola Índigo vuelve a confiar en Yolancris para su videoclip "Santería"

El empeño de Rivera en seguir su propia dirección ya se hizo patente con “Guerra”, un disco lleno de baladas y grabado en los estudios británicos de Abbey Road junto a la London Symphonic Orchestra.

A punto de ponerle el punto final al ciclo de vida del álbum, del que próximamente editará el concierto en vivo que grabó en Buenos Aires ante 15.000 personas, Rivera ha querido ponerle “una guinda” de otro color más vivo con “Perdiendo la cabeza”, en el que colabora con Becky G y Pedro Capó, ídolos del género urbano latino.

Tras unas 150 actuaciones y más de 400.000 entradas vendidas, el mexicano pondrá el broche definitivo a “Guerra” este verano en España, donde ofrecerá cuatro conciertos en julio y agosto. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.