México, (EFE)(Imágenes:Denisse Torres Hernández).- La llegada del coronavirus a México con un primer caso en la Ciudad de México y un segundo -pendiente de confirmación- en el norte del país ha puesto en alerta a las autoridades de salud y ha traído recuerdos de la pandemia por influenza AH1N1 que dejó miles de muertos en el país en 2009.

La mañana de este viernes, el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, confirmó el primer caso de coronavirus en el país, en un hombre de 35 años que dio positivo a la nueva cepa de este virus.

De acuerdo con información otorgada por el funcionario, el hombre habría sido infectado durante un congreso al que asistió en Italia, donde se han registrado más de 300 casos del COVID-19.

“Tenemos ya un caso confirmado de coronavirus. Este sería el caso índice. El individuo está en condiciones de salud estable”, apuntó López-Gatell en la conferencia matutina desde Palacio Nacional.

El funcionario señaló que el paciente tiene síntomas “indistinguibles” a los de un catarro y explicó que es “de muy bajo riesgo”, dado que es joven y “no tiene enfermedades previas”.

Al respecto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a la ciudadanía mantener la calma y dijo que el país “está preparado para enfrentar esta situación”.

Recordó que México tiene médicos, especialistas y hospitales para hacer frente a esta enfermedad y subrayó que la gravedad del brote “no es terrible y fatal”.

Aseguró que este virus “ni siquiera es equivalente a la influenza” así que pidió estar “serenos y tranquilos”.

Más tarde, la Secretaría de Salud de Sinaloa, estado del norte de México, confirmó que otro hombre de 41 años también había dado positivo en una primera prueba en la ciudad de Culiacán, y será por la noche cuando se haga un segundo test para confirmar el contagio.

También te podría interesar:   Guaidó pide a militares no ignorar el informe de la ONU y retirar el apoyo a Maduro

De acuerdo con Efrén Encinas, secretario de Salud del estado, el caso está ligado con el ya confirmado en la Ciudad de México.

La persona, dijo el funcionario, ya está aislada y presenta una sintomatología leve con un poco de fiebre y dolor de cabeza “estamos siguiendo todos los protocolos para vigilar el caso”, dijo.

EN ENTREDICHO, CAPACIDAD DE AUTORIDADES

La llegada del COVID-19 ha prendido las alarmas en varios sectores de la sociedad pese a que el Gobierno mexicano ha insistido estar preparado para hacer frente a esta enfermedad.

Por ejemplo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), publicó este viernes un comunicado en el que pidió a las autoridades sanitarias poner en marcha “protocolos de actuación más estrictos e implementar las medidas pertinentes” para contener esta cepa.

El organismo, que reúne a más de 36.000 empresarios del país, recordó la actuación de las autoridades mexicanas durante la pandemia de influenza AH1N1, gracias a la cual “salimos avante”.

Sin embargo, dijo que ahora se encuentran preocupados porque el sistema de salud actual “se encuentra débil y menos preparado”, debido a los recortes presupuestarios en varias dependencias.

Hicieron también un llamado al Gobierno Federal “para establecer las acciones, asignaciones de presupuesto y protocolos necesarios, que nos permitan enfrentar con responsabilidad la llegada del virus a nuestro país”.

REGRESA RECUERDO DE AH1N1 DEL 2009, SIN SER LO MISMO

El coronavirus que surgió en Wuhan (China) y que pasó en pocas semanas de ser una emergencia local en ese país a una amenaza en todo el planeta, ha traído a la mente de la sociedad mexicana los recuerdos de la pandemia de la influenza AH1N1 en 2009.

También te podría interesar:   ONU pide cooperación entre países para salvar 100 millones empleos turísticos

“La influenza del 2009 fue algo que no se conocía. Esta es la segunda, a lo mejor con esta nueva ya no hay tanta precaución porque ya nos la sabemos”, dijo a Efe Raúl Carrillo Zamora, un habitante de la Ciudad de México quien el jueves por la noche se enteró de la llegada del coronavirus a México.

Carrillo consideró que haber vivido la pandemia del AH1N1 dejó un gran aprendizaje a los mexicanos pero que quizá con el COVID-19 es necesario estar más preparados.

“Dice el gobierno que es más peligroso. Hay que estar bien informados para saber como hay que defenderse contra el virus”, afirmó.

Sin embargo, y pese a estar en el grupo de riesgo de mayores complicaciones si llega a contagiarse del virus, aseveró no estar preocupado por él sino “por las nuevas generaciones que empiezan a vivir”.

Por su parte Francisco Mauricio González, también habitante de la Ciudad de México, aseguró que ante la llegada del virus, no se siente preocupado ya que “la vez pasada (con la influenza AH1N1) lo hicieron tan grande, hubo muchos casos pero no se me hizo tan importante”.

Sin embargo, destacó que junto con su familia sí tomará medidas de precaución para evitar contagiarse.

Pero serán solo las necesarias. “Como todas las enfermedades virales, tomaremos precauciones como tratar de salir tapados. Y si tenemos algún síntoma, acudiremos al médico”, afirmó.

Pese a los recuerdos, existen diferencias entre el COVID-19 y la influenza AH1N1 y la principal está en el tipo de virus, pues son dos distintos.

Además, para la influenza existe una vacuna que puede ayudar a prevenir casos graves, mientras que para el nuevo coronavirus esta todavía está en desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.