Berlín,(EFE).- El filme brasileño “Meu nome é Bagdá” (“My Name Is Baghdad”, “Mi nombre es Bagdad”), de Caru Alves de Souza, fue distinguido hoy en la Berlinale con el Gran Premio del jurado internacional al mejor largometraje en la entrega de galardones de Generation14plus, sección del festival dedicada al público juvenil.

“Coincidimos de forma unánime en la elección de la película ganadora, un extraordinario pedazo de libertad, repleto de maravillosas amistades, música, movimiento y solidaridad vivida”, señaló el gran jurado, integrado por el cineasta iraní Abbas Amini, la sudafricana Jenna Bass, y la india Rima Das.

Agregan en su argumentación que “era imposible no dejarse conquistar por la protagonista y su entorno y de la misma manera era imposible olvidar el glorioso y potente climax de esta película”, cuyo premio va acompañado de 7.500 euros concedidos por la Central Federal para la Formación Política (BPB).

“Esta es la prueba de que la vida igual no nos trae milagros, pero que podemos superar todos los obstáculos si seguimos a nuestra pasión”, concluyen.

La protagonista del filme es Bagdá, una adolescente que muestra su energía y poder de emancipación en un escenario marcado por el machismo mientras recorre Sao Paulo montada en su patinete.

La brasileña "Meu nome é Bagdá", Gran Premio en la sección Generation
La brasileña “Meu nome é Bagdá”, Gran Premio en la sección Generation

El gran jurado decidió asimismo conceder una mención especial al filme japonés “Kaze no Denwa” (“Voices in the Wind”), de Nobuhiro Suwa.

El Premio Especial del jurado internacional para el mejor cortometraje, dotado con 2.500 euros concedidos por la bpb, recayó en la coprodución canadiense-marroquí “Clebs” (“Mutts”), de Halima Ouardiri, mientras que el corto iraní “White Winged Horse”, de Mahyar Mandegar, recibió una mención especial.

También te podría interesar:   Disney aplaza "West Side Story" de Spielberg y retrasa de nuevo "Black Widow"

La película “Notre-Dame du Nil” (“Our Lady of the Nile”), de Atiq Rahimi, corpoducida por Francia, Bélgica y Ruanda fue distinguida con el premio principal de la sección Generation 14plus, el Oso de Cristal al mejor largometraje, mientras que la cinta británica “White Riot”, de Rubika Shah, se llevó una mención especial en la misma categoría.

La cinta “Clebs” (“Mutts”) fue distinguida asimismo con el Oso de Cristal al mejor cortometraje, mientras que el filme canadiense “Goodbye Golovin”, de Mathieu Grimard, se llevó una mención especial en la misma categoría.

Los siete miembros del jurado juvenil dijeron haber visto 28 películas, “importantes cada una de ellas”.

“Nos conmovimos, nos horrorizamos, nos sorprendimos y nos enojamos. Las películas nos impactaron. De nuestra experiencia como jurado juvenil nos llevamos la idea de lo enriquecedores que son los diversos puntos de vista”, señalaron.

Mañana, sábado, se entregarán los premios en Generation Kplus, centrado en el cine infantil, y de cuyo jurado internacional forma parte este año la cineasta mexicana María Novaro, la francesa Marine Atlan y el alemán Erik Schmitt.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.