Santo Domingo.- Las autoridades dominicanas se mantienen “en contacto permanente con la Embajada” del país en China y llevan a cabo los trámites necesarios para traer de vuelta a ocho estudiantes que se encuentran en la nación asiática, a raíz del brote de coronavirus que ya afecta a miles de personas.

Así lo afirmó este martes el canciller dominicano, Miguel Vargas, en declaraciones a la prensa tras firmar un acuerdo de cooperación con los dirigentes de asociaciones empresariales de Santiago y la región Norte del país.

El ministro apuntó que existen restricciones por parte del Gobierno Chino para la salida de personas del país como consecuencia de los protocolos de manejo de la enfermedad, que ya afecta a 4.515 personas y ha causado la muerte de más un centenar, según las últimas cifras facilitadas por las autoridades chinas.

“Nuestro embajador Bruni Garabito está al frente de estas gestiones y esperamos que en el menor tiempo posible podamos tener a estos estudiantes en República Dominicana”, dijo Vargas.

Mientras, el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, sostuvo un encuentro con el embajador chino en el país, Zhan Run, con el objetivo de valorar las medidas preventivas que ejecutan ambos países para evitar la propagación del coronavirus.

El titular de Salud expresó que República Dominicana comenzó las labores de triaje en los puntos de entrada al país con el propósito de dar respuesta a casos sospechosos del virus, y están disponibles unos 300 kits para la detección oportuna de febriles (Praimers).

Además, el organismo de salud dominicano trabaja en la adquisición de equipos y la contratación de personal adicional para la vigilancia en puertos, aeropuertos y zonas fronterizas terrestres siendo los puntos claves para reforzar la prevención.

Estas labores se desarrollan en coordinación con la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS con quienes se trabaja, además, en la conclusión de un plan de acción para el manejo de casos sospechosos de coronavirus a ejecutarse en el país en caso de tener presencia de dicho virus.

De su lado, el embajador Zhan Run indicó que la República Popular China todavía no cuenta con una vacuna para contrarrestar el virus, pero que ese país continúa avanzando en desarrollo de técnicas de soporte y que gracias a ellas varios pacientes están saliendo de los hospitales, luego de superar la enfermedad.

“Gracias a estas técnicas se ha logrado bajar el número de casos sospechosos, es decir de contagio”, dijo, y destacó que han bajado los casos sospechosos de contagio en un 28 % porque se ha elevado la capacidad de respuesta, a lo que se suma la construcción de un hospital con 10.000 camas para atender estos pacientes y la llegada de unos 6.000 médicos y contingentes militares a Wuhan.

Este nuevo tipo de coronavirus, similar al que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) en 2003 o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) en 2012, se ha extendido a otros doce países: Taiwán, Corea del Sur, Japón, Malasia, Nepal, Tailandia, Vietnam, Singapur, Australia, Francia, Estados Unidos y Canadá.

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, encabezó este lunes una reunión con autoridades del sector salud, donde se evaluaron los protocolos relativos a la prevención y medidas de preparación ante el nuevo coronavirus (2019-nCoV).EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here