Voz de América – Redacción.- Una corte de China sentenció este martes al exdirector de la agencia de policía internacional, Interpol, Meng Hongwei a 13 años y medio de cárcel por abuso de poder y aceptar sobornos de más de dos millones de yuanes (unos 290.000 dólares).

Meng fue elegido presidente de la organización policial internacional en 2016, pero a fines de 2018, su esposa reportó que había desaparecido después de un viaje a China.

Interpol, con sede en Francia, se vio obligada a preguntar a Beijing por el paradero de Meng, en medio de sospechas de que habría perdido el respaldo político del presidente de China, Xi Jinping.

Archivo - El presidente de Interpol, Meng Hongwei, es visto durante el Congreso Mundial de Interpol en Singapur el 4 de julio de 2017.
SEE ALSO:

Desaparece el presidente de Interpol durante viaje a China

Meng admitió su culpabilidad en julio del año pasado ante una corte china y dijo en una declaración por internet que no apelaría el veredicto.

Su esposa, que sigue en Francia con sus dos hijos, acusó a las autoridades chinas de mentir y cuestionó que su esposo siguiera vivo.

Grace Meng también ha demandado a Interpol por no impedir la detención de su esposo en China y por no hacerse cargo de su familia.

El año pasado, los abogados de Meng presentaron una queja ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, Holanda.

En marzo pasado, el Partido Comunista chino informó que su investigación reveló que Meng gastó grandes cantidades de fondos estatales, abusó de su poder y se negó a seguir las decisiones del partido.

Estas acusaciones se refieren a cuando Meng ocupó varios cargos en China, entre ellos el de viceministro de Seguridad Pública y jefe de la policía marítima, en los que a menudo utilizó su influencia en intercambios de favores.

Meng ya había sido cesado de sus cargos y expulsado del Partido Comunista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here