Voz de América – Redacción.- El juicio político al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comienza el martes en el Senado, en donde se presentarán los argumentos tanto de la parte acusadora como de la defensa del mandatario.

El juicio de Trump en el Senado se inauguró formalmente la semana pasada.

Los miembros del Senado liderado por los republicanos votarán para aceptar el cronograma propuesto por el líder de la mayoría, Mitch McConnell, para el juicio, que otorgaría a los gestores de juicio político, que actuarán como fiscales, y al equipo legal de Trump, 24 horas cada uno durante dos días para presentar sus casos.

La resolución no dice nada sobre si se llamaría a los testigos y si se permitiría presentar nuevas pruebas.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, dijo el lunes por la noche que un juicio sin nuevas pruebas, testigos o documentos “no es un juicio en absoluto”.

“Los demócratas aspiramos a obtener la verdad y no se equivoquen al respecto, forzaremos votaciones sobre testigos y documentos y dependerá de cuatro republicanos del lado de la Constitución, del lado de nuestra democracia, del lado del estado de derecho, y no eludir ciegamente al presidente Trump y su deseo de suprimir la verdad porque, a mi juicio, probablemente piense que es culpable”, indicó Schumer.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConell, es una figura clave en el juicio político al presidente Donald Trump, cuyos defensores consideran "un burdo montaje político". Foto AP
SEE ALSO:

Figuras clave discuten sobre el juicio político a Trump

Los abogados de Trump están atacando el caso de juicio político contra como una “perversión peligrosa de la Constitución”, afirmando que el mandatario no hizo “absolutamente nada malo” al presionar a Ucrania para que inicie investigaciones para beneficiarse políticamente.

La Cámara de Representantes acusó al presidente Trump por dos artículos. Uno alega que abusó de la presidencia al presionar al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy para que investigara a uno de los principales candidatos a las elecciones de 2020, el exvicepresidente Joe Biden. El segundo cargo alega que está obstruyendo la investigación del Congreso.

Otros dos presidentes: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998 fueron acusados por la Cámara, pero fueron absueltos en los juicios del Senado y permanecieron en el cargo.

El presidente Richard Nixon enfrentó un casi seguro juicio político en 1974 en el escándalo político de Watergate, pero renunció antes de que la Cámara actuara.

El presidente Donald Trump asegura que no tiene nada que esconder y que todo "es una farsa" de los demócratas. Sus abogados presentaron hoy un resumen de la defensa que emplearán en el juicio del Senado. Foto REUTERS.
SEE ALSO:

Casa Blanca y Senado esperan un juicio político rápido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here