Madrid,  (EFE).- Fue la directora de las tres primeras ediciones de Operación Triunfo y repitió en la 8, pero en la larga carrera de Nina hay mucho más, desde Eurovisión a musicales e incluso la política. Ahora su espectacular voz y su contagiosa risa regresan al programa que la consagró como estrella televisiva.

Si hay un nombre que ha pasado a la historia del popular concurso musical con toques de reality, con permiso de Rosa “de España”, Chenoa, David Bisbal y David Bustamante, fue el de Anna María Agustí, más conocida como Nina (Barcelona, 1967).

Monumentales fueron sus broncas para mantener “con los pies en la tierra” a los concursantes y el nivel de exigencia que pedía siempre era muy alto, aunque lo contrarrestaba con su naturalidad, sinceridad y cercanía hacía sus “triunfitos”.

“Operación Triunfo es quizás lo más potente que me ha ocurrido a nivel humano y profesional”, declaró hace unos años la que fuera la directora de la academia en la primera fase del concurso -entre 2001 y 2004-, cuando se emitía en TVE. Luego pasaría a Telecinco, para regresar a la cadena pública en 2017.

Sin embargo, su carrera que ya dura 37 años tiene una larga lista de éxitos fuera de Operación Triunfo. Con poco más de 20 años irrumpió en el panorama nacional de la mano de Xavier Cugat, su mentor en aquellos años, que la descubrió cuando cantaba en la Orquesta Caravana.

Destacó cantando en el concurso “Un, dos tres”, donde ejerció de azafata, y en 1989 representó a España en Eurovisión, quedando en la sexta posición con el tema “Nacida para amar”, en el que demostraba su portentosa capacidad vocal.

También te podría interesar:   Bucks cierran sus instalaciones luego de una ronda de pruebas de coronavirus

Aunque todo apuntaba a que su carrera sería fulgurante, no terminó de cuajar y durante años se dedicó al teatro musical -con obras como “Cabaret” o “Pierrot Lunaire”- y publicó algunos discos en catalán.

Fue su fichaje por Operación Triunfo lo que la recuperó para el gran público y le llevó a proyectos importantes, como protagonizar el musical “Mamma mia!”, basado en las canciones del grupo Abba, con el que estuvo de gira por toda España entre 2007 y 2010.

Siguió grabando discos y realizando espectáculos musicales pero no solo destacó en el ámbito de la música. También hizo sus pinitos en la política, al presentarse en 2003 a las elecciones municipales por las listas de CIU en Lloret de Mar, pero finalmente no consiguió un puesto de concejal.

En 2011 retornó a la Academia de OT, en la última edición emitida por Telecinco con Pilar Rubio como presentadora. Pero la baja audiencia adelantó el final del programa y supuso el final de la segunda etapa del concurso hasta que en 2017 TVE volvió a emitirlo.

Con motivo del 15 aniversario de la primera edición, Nina tuvo la oportunidad de volver a reunirse con sus alumnos en un encuentro muy esperado y nostálgico para los fans.

Y ahora, su regreso a Operación Triunfo este domingo también está rodeado de gran expectación, donde en esta undécima edición se espera que la legendaria Nina vuelva a destacar por su franqueza y honestidad en las valoraciones como jurado.

Le acompañarán en esta tarea la cantante Natalia Jiménez; el director de Cadena 100, Javier Llano, y Javier Portugués, de Sony Music.

Falta por saber si será Nina la que heredará el papel de ‘mala’ del jurado, que en las últimas dos ediciones ocupó Joe Pérez-Orive, y que anteriormente lanzó a la fama a Risto Mejide, el terror de los concursantes entre 2006 y 2009.

También te podría interesar:   VIDEO: Techy Fatule anuncia la salida de "Todo"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí