Estados Unidos ha prohibido los cigarrillos electrónicos de sabores, excepto los de aroma a tabaco y los mentolados, ante el aumento de su consumo entre adolescentes y la proliferación de una enfermedad pulmonar mortal vinculada al uso de estos productos, que ha provocado medio centenar muertes en todo el país.

La nueva normativa, anunciada este jueves por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), da un plazo de 30 días a las compañías para detener la distribución de cartuchos con sabores. Si no lo hacen, y también si no toman las “medidas adecuadas” para prevenir al acceso de los menores a sus productos, se expondrán a acciones regulatorias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí