Río de Janeiro, – Uno de los principales grupos ultraderechistas de Brasil anunció este martes la expulsión de sus filas del empresario Eduardo Fauzi, identificado por la Policía como uno de los autores del ataque con cócteles molotov a la productora de TV del polémico filme que presentó a Jesucristo como homosexual.

El Frente Integralista Brasileño (FIB), una organización nacionalista y que se define como defensora a ultranza de los valores cristianos, la propiedad privada y la familia, afirmó en un comunicado que no comparte los métodos de Fauzi y pidió a los miembros del grupo que tengan informaciones sobre el atentado que colaboren con las autoridades.

“Tras la eficaz investigación de la Policía fuimos sorprendidos con la revelación de que el señor Eduardo Fauzi fue señalado como uno de los autores del ataque criminal a una edificación en Río de Janeiro”, según el comunicado de la organización.

“El Consejo Directivo Nacional del FIB, en reunión extraordinaria, decidió en carácter irrevocable expulsarlo de las filas de la FIB y pedirle a los leales compañeros que tengan informaciones y que puedan ayudar en la elucidación del caso a que cooperen con las autoridades policiales”, agrega la nota.

La Policía Civil de Río señaló a Fauzi como uno de los autores del ataque tras realizar una operación de registro en diferentes residencias en las que no fue hallado, ante lo cual fue declarado como prófugo.

Según los investigadores, Fauzi, que tiene antecedentes por comportamientos violentos y ha protagonizado otros incidentes por sus ideas ultraderechistas, fue el único de los atacantes que no usó máscara durante el atentado, por lo que pudo ser reconocido por los vídeos de diferentes cámaras de seguridad.

El empresario está afiliado desde 2001 al Partido Social Liberal (PSL), la formación por la que el líder ultraderechista Jair Bolsonaro fue elegido presidente de Brasil en octubre de 2018 y que abandonó hace dos meses por divergencias con sus dirigentes.

El ataque a la productora de TV al parecer fue una represalia al Especial de Navidad de este año producido por el grupo humorístico Porta dos Fundos, disponible desde hace un mes en la plataforma Netflix, blanco de numerosas críticas de grupos religiosos.

En el filme de 46 minutos que desató la ira de algunos pastores evangélicos, el grupo, que ya había protagonizado polémicas por otros abordajes satíricos sobre asuntos religiosos, relata las peripecias de Jesús para presentarle a su familia a su novio.

La polémica ganó una nueva dimensión el martes de la semana pasada luego de que la sede de la productora del grupo humorístico en Río fuera atacada con cócteles molotov por desconocidos.

El Frente Integralista Brasileño, que anunció que tendrá más cuidado a la hora de aceptar nuevos miembros, ya había divulgado un comunicado para negar su responsabilidad en el atentado luego de que los responsables del mismo divulgaran un vídeo para reivindicar la autoría en el que usan los emblemas del grupo ultraderechista.

En una columna que publicó la víspera en el influyente diario O Globo, el actor Fabio Porchat, uno de los líderes de Porta dos Fundos y que interpretó precisamente al supuesto novio de Jesucristo, justificó el derecho a bromear con la religión.

“Siento informarles, pero con la religión se puede bromear sí. Con cualquiera. Se puede bromear con religión, con fútbol, con política, con mi madre, con el Detran (Departamento de Tránsito), con lo que usted quiera. Eso no lo digo yo. Lo dice la Constitución brasileña”, afirmó Poechat en su columna.

Para el actor, “sátiras son fundamentales para que una sociedad democrática (como, por acaso, aún es Brasil) pueda reír de sí misma”.

Porta dos Fundos fue galardonado el mes pasado con el premio a la mejor comedia en la 47 edición de los Emmy Internacional, por su especial de Navidad de 2018, en el que la historia versa sobre doce apóstoles afectados por una noche de alcohol en busca de Jesucristo. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí