París,  (EFE.- El primer ministro francés, Édouard Philippe, presenta en detalle este miércoles su proyecto de reforma de las pensiones bajo la presión de la huelga en el transporte público terrestre que, por séptimo día consecutivo, complica o imposibilita los desplazamientos de millones de personas.

Las dificultades en el transporte quedaron ilustradas con los 475 kilómetros de atascos en las autopistas de acceso a París poco después de las 8.15 locales (7.15 GMT), según el sitio oficial Sytadin, una cifra que duplica lo habitual a esa misma hora.

Eso significa que cientos de miles de personas habían optado de nuevo por el coche particular ante la supresión de trenes, metros o autobuses urbanos.

Este miércoles sólo circulan la cuarta parte de los trenes de alta velocidad (TGV), una quinta parte de los cercanías en París o un 30 % de los regionales (de hecho sustituidos en su inmensa mayoría por autobuses).

Como viene ocurriendo desde el lunes, están completamente suspendidas las conexiones ferroviarias entre Francia y España y entre Francia e Italia, y continúan alteradas con el resto de los países vecinos.

Se mantienen las tres cuartas partes de los Eurostar a Londres y dos terceras partes de los Thalys a Bélgica y Holanda.

En el transporte metropolitano de París, 10 líneas de metro están completamente paradas, y cuatro funcionan sólo parcialmente en las horas punta (de 6.30 a 9.30 y de 16.30 a 19.30). Sólo continúan con normalidad las dos automáticas, la 1 y la 14.

Únicamente circula uno de cada tres trenes que conectan París con su principal aeropuerto, Charles de Gaulle, y eso limitado a las horas punta, así como la mitad de los autobuses urbanos, de media.

Philppe ha avanzado que sus anuncios no tendrán efectos mágicos para poner fin a las protestas, que van a prolongarse al menos hasta la semana próxima.

Lo que sí está claro es que su proyecto supondrá la unificación de los 42 regímenes de pensiones que existen actualmente en un sistema por puntos en el que cada euro cotizado durante la carrera profesional dará los mismos derechos en el momento de la jubilación.

Una de las principales incógnitas es a partir de cuándo se empezará a aplicar ese sistema. Según las filtraciones de esta mañana a la prensa, la primera generación afectada será la nacida en 1975.

Otra de las incógnitas es si el paso al nuevo sistema de los regímenes especiales con privilegios, como los trabajadores de la compañía ferroviaria SNCF o los de la entidad del transporte metropolitano de París RATP, se aplazará todavía más. De acuerdo con el canal “BFMTV”, se hará a partir de los nacidos en 1985.

Los sindicatos que se oponen a la reforma ayer sacaron a la calle a mucha menos que gente (339.000 según la policía, 885.000 según las centrales) que en la primera jornada de movilizaciones el jueves de la semana pasada Mañana (806.000 según la policía, 1,5 millones según las centrales).

Pese a esa caída evidente en su capacidad para movilizar, decidieron organizar otras acciones locales de protesta el próximo jueves y una manifestación nacional en París el día 17

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí